spot_imgspot_img

Inicia cuenta regresiva para despejar incógnita en candidatos

Tegucigalpa. Luego de una larga jornada electoral, la incógnita será despejada a partir de este lunes cuando comience el conteo oficial de votos con las actas de todas las urnas escrutadas de un total de 7,663 procedentes de todo el país a fin de definir con mayor claridad quién es el candidato oficial del gobernante Partido Nacional, que se debate entre una profunda fractura o la unidad granítica.
 

– TSE dijo que la moneda esta en el aire en el partido Nacional, mientras Villeda parte con una gran ventaja

También para el Partido Liberal, en donde Mauricio Villeda logró desmarcarse de su más cercano contendiente, Yani Rosenthal, según los datos preliminares no oficiales difundidos la noche del domingo. Pero hoy, todos empiezan de cero al iniciar formalmente el conteo oficial de resultados.

En el caso del gobernante Partido Nacional, este registró un importante número de electores que parecen haber optado por dos fuerzas: la del alcalde capitalino, Ricardo Álvarez, y la del presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, que al cierre de los conteos preliminares no oficiales del Tribunal Supremo Electoral contabiliza una ínfima ventaja del 3.5 por ciento.

La votación se encuentra cerrada, “en el aire” dicen los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que justifican que el porcentaje de ventaja de Juan Orlando Hernández pasara de casi un once por ciento a un 3.5 por ciento, debido a que la transmisión preliminar de resultados electorales se alimentó, en inicio, con zonas donde las cargas electorales “no eran significativas”, pero generaron impacto y desconcierto entre las fuerzas nacionalistas en contienda.

“Esa diferencia es porque entraron departamentos con menor carga electoral y son más fáciles de escrutar, pero ahora vemos una diferencia cerrada, por eso no damos una tendencia clara”, dijo el magistrado del TSE, Enrique Ortéz.

“Lo que sí es claro en que unos candidatos (en el PN) tienen fortaleza en algunos sectores y parece que aquí el país se ha dividido en dos candidatos”, apuntó al referirse a Ricardo Álvarez y Juan Orlando Hernández.

De ahí la importancia de esta otra fase del conteo oficial de resultados, urna por urna y hasta quizá voto por voto, si la proyección con que cerró al filo de las once de la noche del domingo se mantiene o se revierte.

Todo apunta a que se está frente a un empate técnico en este partido en el poder, con más de un siglo de existencia y con una fuerza arrolladora para mover a sus electores que hoy quieren saber, con certeza, quién será el candidato oficial que los lleve a retener el poder o al despeñadero con fracciones y visiones distintas. Temen vivir la fractura del Partido Liberal, alimentada por el ex presidente Zelaya y cuyo efecto dominó podría alcanzar al gonfalón azul.

Tanto Ricardo Álvarez, líder del movimiento Salvemos a Honduras; como Juan Orlando Hernández, máxima figura de Azules Unidos, confían en sus datos y sus ventajas, pero será el escrutinio de actas oficiales quien tendrá la última palabra.

Sorprendido por los datos preliminares del TSE en base a zonas con menor carga electoral, pero que impactaron en la opinión pública, el líder de Salvemos Honduras no dudó en salir a los medios de comunicación y llamar a sus electores y representantes de mesas para que no dejaran las urnas y registraran y cuidaran bien sus actas. El llamado, al parecer tuvo su efecto, sus líderes empezaron a reportarle acta por acta, urna por urna, que le lleva a declararse “ganador”.

Pero su contrincante, Juan Orlando Hernández, no se quedó atrás, hace el mismo llamado y logra atraer a su redil para que acuerpen su triunfo a tres precandidatos de igual número de movimientos, cuya inscripción solo fue posible gracias a una maniobra del Poder Legislativo. Ellos son Víctor Hugo Barnica, actual designado presidencial, Eva Fernández—que no votó porque hace seis meses pidió cambio de domicilio en Nueva York—y su hermana Loreley Fernández. Estas tres fuerzas juntas no llegan ni al dos por ciento del total de votos, según las proyecciones preliminares.

Su adhesión sorprendió incluso al analista político, Olban Valladares, al comentar en un espacio televisivo que le parecía “prematuro” cuando se estaba prácticamente frente a un empate técnico. “Debieron ser prudentes, esperar un poco más”, dijo al referirse a la estrategia de adhesión de Hernández y sus aliados.

Del lado del Partido Liberal, el precandidato Mauricio Villeda, parece tener un poco más claro el panorama, aunque su rival, Yani Rosenthal aún no termina de aceptar la ventaja villedista.

Villeda, al referirse a los primeros resultados no oficiales pero que concuerdan con sus datos, dijo que “apenas ha pasado la primera parte, a partir de mañana desaparecen las corrientes internas y solo existe el Partido Liberal. Vamos a prepararnos para las elecciones generales, mi primer llamado es a la unidad del partido, pero también a la unidad del pueblo de Honduras que merece vivir en paz social”, acotó.

De acuerdo a las autoridades del TSE, el conteo de los datos preliminares solo abarcaba a un 70 por ciento del total de las urnas, hace falta un 30 por ciento del cual no se podía tener informes por diversas razones. Por eso es un conteo preliminar.

Ahora, en el conteo oficial que inicia este día, Mauricio Villeda podrá saber si la ventaja le es validada en las actas, y en el caso del Partido Nacional, tanto Ricardo Álvarez como Juan Orlando Hernández, tienen la moneda en el aire y serán las actas las que determinarán hacia dónde se inclina la misma. Ellos están prácticamente empatados, buscan marcar distancias que les permitan respirar con más holgura, ante un partido que como Honduras, parece vivir tiempos históricos.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,717SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img