Tegucigalpa – El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, dijo que el informe emitido por la Corte Penal Internacional (CPI) en la que concluye que en Honduras no se cometieron crímenes de lesa humanidad, significa la absolución de una acusación infundada que expuso a Honduras como un pueblo que vivía en la barbarie política.
 

El ombudsman hondureño destacó la neutralidad con que actuó el fiscal de la Corte Penal Internacional para analizar e investigar los hechos que le fueron presentados por los denunciantes.

En base a eso, comentó Custodio, él ha concluido que no hay veracidad de la información incluida y les está diciendo a los que presentaron este caso que los hechos no son apegados a la verdad.

Reiteró que el informe de la CPI significa una absolución de una acusación infundada que lamentablemente nos expuso a todos los hondureños, no solamente a las autoridades de los diferentes poderes del Estado sino a todos los hondureños como un pueblo que vivíamos en la barbarie política.

Agregó que quienes ahora vienen a dudar del resultado del informe, que desecha la posibilidad de un juicio en contra de Honduras o de algún hondureño ante esa instancia legal, parece que les incomoda y no aceptan que se equivocaron.

Según Custodio la mentira llegó rápido pero la verdad tardó cuatro años y eso es lo que hace la diferencia entre un trabajo serio y responsable.

“Acá se olvidan que en esas cortes y en esas instancias internacionales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, no es con falsos testigos ni falsos testimonios que se logran las cosas”, declaró.

Comentó que la gente que está en esas cortes es capaz de juzgar hasta en la mirada y la actitud de cada persona que habla con ellos, de si uno está diciendo o no la verdad.

El defensor de los derechos humanos instó a las personas, que no están de acuerdo con el informe, a que estudien el Estatuto de Roma y que estudien de nuevo los casos que mandaron.

Además, a que se hagan un examen de conciencia y digan si realmente conviene y es pertinente que sigan con el tema de acusar al Estado y a personalidades del país, solo por frustraciones personales o por frustraciones políticas.

En su criterio, no es justo que afecten a todos los hondureños y que él nunca bajará la frente ante nadie porque está seguro que aquí se actuó de manera correcta.

Custodio les pidió que reflexionen y que ojalá que ahora no salgan diciendo que la Corte Penal Internacional era parte de una conspiración política.

Declaró que a él le ha tocado informar tanto a las Naciones Unidas como en los espacios internacionales con la verdad en la mano, porque considera que es el mejor servicio que puede hacerle al pueblo hondureño.

Por qué no hubo delitos de lesa humanidad

El titular del Conadeh considera que la Corte Penal Internacional tuvo razón al concluir que en el 2009 no hubo crímenes de lesa humanidad en Honduras.

Explicó que las violaciones son delitos de lesa humanidad principalmente cuando estas son masivas como cuando se asalta un barrio o una ciudad y se viola a casi todas las mujeres.

Detalló que en el caso de Honduras hubo una violación que fue la más emblemática, de una joven de 24 años, en el municipio de Choloma, en agosto del 2009.

Aclaró que personalmente investigó ese caso y llegó a la conclusión que se podían tener a dos de los cuatro policías implicados y hacer posible su identificación, pero que cuando se quiso hacerlo y se pidió contacto con la joven, una ONG hondureña la había sacada del país y se negó a decirle a la víctima que identificara a esos dos policías.

Mencionó que otra cosa que se juzga como crimen de lesa humanidad es la desaparición forzada de personas.

Recordó el caso de un medico que fue reportado como desaparecido, 48 horas después de lo sucedido el 28 de junio del 2009, por lo que el Conadeh abrió una investigación y estableció que él había viajado de San Pedro Sula a Nueva York donde estaba dando conferencias de lo sucedido en Honduras.

También se refirió al caso de otra persona que fue reportada como desaparecida y que producto de la investigación que hizo fue encontrado en una aldea de Santa Bárbara.

“Hablamos con los parientes y reportamos a todas las instancias posibles que ese joven no estaba desaparecido”, acotó.

Expuso que otros crímenes de lesa humanidad son el exterminio, la esclavitud y las torturas.

En el caso de las dos primeras determinó que en Honduras ni hubo exterminios y a nadie se le mantuvo en la esclavitud.

En lo que respecta a las torturas es del criterio que se dieron pero no como parte de una política del Estado.

Concluyó que si alguna persona se creyó que había tenido algún sufrimiento no era porque el Poder Ejecutivo o el Poder Legislativo, ni otras autoridades ordenaban esos sufrimientos.

“Leyendo con cuidado en qué consiste un crimen de lesa humanidad tiene razón el señor fiscal de la Corte Penal Internacional en haber llegado a la conclusión a la que llegó”, dijo Custodio

Pepe debe estar agradecido con Micheletti

Expresó que cuando estudió y vio lo que era la situación de los derechos humanos en el 2009, estaba seguro de que ese capítulo de lo que llamaron crímenes de lesa humanidad tenía una intensión posiblemente de ganar prestigio político.

Agregó que otro de los propósitos era desacreditar políticamente al gobierno de turno, ignorando por completo el contexto de inconstitucionalidad a que se nos había llevado.

Más bien, declaró Custodio, el rescate de la institucionalidad constitucional de este país permitió que tuvieran lugar las elecciones del 2009.

Según el defensor de los derechos humanos, el más agradecido con don Roberto Micheletti debería ser el actual Presidente de la República y no tratarlo con el irrespeto con que lo trató.

Corte Penal Internacional una instancia ética

Custodio explicó que la Corte Penal Internacional es una instancia ética, que se creó para conocer de crímenes que los Estados mismos no juzgan.

No obstante, aclaró que el hecho que sea una instancia ética no quiere decir que va a estar sujeta a rumores que no puedan ser probados.

Señaló que algunos activistas de derechos humanos o de otros activistas políticos se les olvida que tenemos la obligación de apegarnos a la verdad.

“Cuando uno investiga y trata de encontrar algún indicio de verdad, está haciendo un buen trabajo”, comentó.

Considera que la causa de los derechos humanos resulta dañada cuando se trata de no defender los derechos humanos con la verdad en la mano.

Añadió que cuando se falta a la verdad se daña a la causa de los derechos humanos, se daña la misma persona que da falsedades y nos daña a todos porque habemos personas que de buena fe andamos en este asunto de defender los derechos.

No debe haber intervención en los asuntos de Honduras

El defensor de los derechos humanos citó que en el preámbulo del Estatuto de Roma, se establece que los Estados u otros actores deben respetar la independencia política de cualquier Estado.

Sin embargo, señaló que aquí se nos quiso quitar esa independencia política, lo cual es indebido venga de donde venga esa intervención.

También se refirió que el Estatuto señala que nadie se debe meter en los asuntos internos de otro Estado.

No obstante, considera que aquí hemos tenido jefes de Estado o ex jefes de Estado opinando sobre la situación política hondureña y tratando de influir en los resultados del proceso electoral y que dichosamente el pueblo hondureño ya se pronunció.

Finalmente concluyó que no debe haber intervención de otros Estados ni de otras fuerzas en los asuntos internos de Honduras.