spot_img

Incentivos fiscales

Daniel Meza Palma, Exsecretario de Planificación, agosto 1984 – enero 1986

En el análisis de un asunto económico se utilizan las herramientas usuales de la ciencia económica y también por comparación, las metodologías de estudio que usan otras ciencias. En un paralelo relativo al tema de los incentivos fiscales, se puede pensar en un símil con la ciencia médica y más precisamente con la anatomía o la necroscopia ya sea que se trate de estudiar a un ser vivo o descubrir anticipadamente las causas de su muerte, después de provocada.

En el ámbito de las exoneraciones o gasto tributario, por más de 100 años, Honduras ha utilizado el expediente fiscal en ausencia o precariedad de los otros estímulos que suelen atraer a los inversionistas. La importancia de la actividad bananera, se fundamentó en los incentivos tributarios que se dirigieron a la producción y exportación de banano, así como a sus ramas vinculadas.

El documento, Diseño y evaluación de incentivos tributarios en países en desarrollo, Naciones Unidas, Nueva York, 2018, señala los factores no tributarios que influyen en las decisiones de inversión:

1. Política macroeconómica y fiscal coherente y estable.

2. Estabilidad política.

3. Infraestructura física, financiera, jurídica e institucional adecuada.

4. Administración pública eficaz, transparente y responsable.

5. Fuerza laboral calificada y legislación laboral flexible que regule las relaciones entre el empleador y el empleado.

6. Existencia de mecanismos adecuados de solución de controversias.

7. Normas sobre cambio de divisas y posibilidad de repatriar las ganancias.

8. Condiciones lingüísticas y culturales.

 9. Tamaño y eficiencia de los mercados.

El mismo documento señala como beneficios directos de los incentivos fiscales para la inversión extranjera directa: el aumento de capital, la transferencia de conocimientos y tecnología, el crecimiento del empleo y

la prestación de asistencia para mejorar las condiciones en zonas menos desarrolladas.

En cuanto a beneficios indirectos se indican los siguientes: el efecto de instalar un establecimiento grande no solo genera un aumento de la inversión y el empleo de éste, sino también en las empresas que suministran y distribuyen los servicios y productos vinculados.

El crecimiento económico hará que aumente el poder adquisitivo de los residentes del país y eso, a su vez, impulsará la demanda de nuevos bienes y servicios.

El incremento de las inversiones también puede elevar los ingresos tributarios del Gobierno ya sea directamente, por los impuestos que paga el inversor, como por los impuestos abonados después de que vence la exoneración temporal de impuestos, o indirectamente, por el incremento de los ingresos tributarios procedentes de empleados, proveedores y consumidores.

En lo relativo a costos se identifican los fiscales (recaudaciones que no se perciben); de administración y control de los beneficios y beneficiarios; y lo proclive a corrupción y transparencia relacionados con el sistema de beneficios fiscales.

La decisión apropiada sobre qué hacer con el gasto tributario debe partir de un estudio minucioso de cada uno de los regímenes existentes y los productos y servicios que intentan estimular; sus beneficios directos e indirectos; sus costos; la comparación con países competidores principales; y las diversas sombrillas que protegen la inversión, desde tratados de libre comercio, uniones aduaneras o mercados comunes.

Una vez determinada la condición interna de los beneficios y su comparación con terceros, deberá considerarse el tamaño de la disminución calendarizada de los beneficios en monto y tiempo y el mejoramiento de los factores no tributarios que estimulen la permanencia de los establecimientos existentes y el arribo incremental de nuevas y mayores inversiones. Es un asunto similar a la anatomía, pero no a la necroscopia. Es preciso definir una política económica que estimule apropiadamente la inversión extranjera en lugar del fácil expediente de derogar lo existente sin dimensionar las repercusiones nacionales e internacionales. No se trata de satanizar ni santificar a los incentivos fiscales. Lo que corresponde es que los agentes económicos hagan lo correcto para el desarrollo de Honduras.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,662FansMe gusta
48,610SeguidoresSeguir
5,673SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img