spot_imgspot_img

Iglesia Católica llama a los hondureños a una verdadera conversión en esta cuaresma

Tegucigalpa – El cardenal Óscar Andrés Rodríguez invitó a la población hondureña este miércoles de Cenizas a hacer una contabilidad, orar por la familia y por el país ante la ola de criminalidad y suicidios que se han incrementado y a realizar una verdadera conversión.

“Todo el que quiera echar agua en un saco roto no va tener nada, por lo que pido que no echen la gracia de Dios en un saco roto”, dijo el Cardenal a los feligreses que asistieron este mediodía a la misa del Miércoles de Ceniza oficiada en la Iglesia San Miguel Arcángel, ubicada en la capital hondureña.

Invitó a los feligreses y a la población que este tiempo de cuaresma es propicio para recomponer las relaciones entre nosotros y Dios, por si acaso se ha debilitado, cada día Dios nos habla, nos regala su palabra y tanta gente indiferente echa en saco roto la gracia recibida, recriminó.

En ese sentido, dijo que hay tres aspectos en la vida de un creyente que abarca las direcciones de las personas para con Dios; para con Dios la oración, para con el prójimo la ofrenda, la limosna, la caridad; para con uno mismo el ayuno, el control de nuestras pasiones.

“Es por ello que la madre iglesia nos llama a no quedarnos en lo exterior sino situarnos delante de Dios Padre que es el que nos conoce sin buscar recompensas, hoy el evangelio dice que si haces limosnas tocando trompetas para que todos se den cuenta, no que tu mano izquierda nunca sepa que hace la derecha, porque no debemos hacer publicidad del bien que hacemos”, arguyó.

Es por ello que pidió que a lo largo de esta cuaresma nadie se quede indiferente y “decimos hay que es que soy pobre, nadie es tan pobre que no tenga algo que ofrecer, así como nadie están rico que no tenga algo que pueda recibir”.

“Estamos en un mundo en el que damos y recibimos, debemos orar, pero no para que te vea la gente, hoy los invito hacer una contabilidad, pero no de dinero, sino de oración, ¿cuánto tiempo le damos a Dios?, pero no oraciones de tres minutos porque esas son migajas que se le dan a Dios”, señaló el jerarca católico.

Agregó que hay que orar por la familia, por el país ante tanta criminalidad, por los jóvenes que están sumidos en un mundo oscuro y por el bienestar de cada uno de los hondureños.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,071FansMe gusta
37,648SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img