spot_imgspot_img

Identifican los factores que condicionan la decisión sobre la lactancia

Un equipo de investigadoras y de matronas de varios centros españoles ha identificado cuáles son las barreras, tanto biológicas como psicológicas o sociales, que condicionan la decisión de las mujeres de optar o no por la lactancia materna exclusiva., En el trabajo han participado investigadoras de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) del Instituto de Salud Carlos III, el Joint Resea

Un equipo de investigadoras y de matronas de varios centros españoles ha identificado cuáles son las barreras, tanto biológicas como psicológicas o sociales, que condicionan la decisión de las mujeres de optar o no por la lactancia materna exclusiva.

En el trabajo han participado investigadoras de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) del Instituto de Salud Carlos III, el Joint Research Centre European Commission y matronas del servicio de atención primaria de Tenerife.

La lactancia, ha recordado la Universidad en una nota de prensa difundida hoy, aporta múltiples beneficios para la salud física, tanto para el bebé como para la madre; en el bebé refuerza el sistema inmunitario y ayuda a prevenir enfermedades respiratorias y digestivas, y en la madre ayuda entre otros a disminuir la probabilidad de padecer cáncer de mama y ovario.

Presenta beneficios emocionales y psicológicos al reforzar el vínculo afectivo entre madre e hijo y favorecer el apego, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los niños sean alimentados con lactancia materna exclusiva (LME) durante sus primeros seis meses.

Esto significa que el único alimento que reciban desde el nacimiento hasta los 6 meses de vida sea la leche materna, sin ningún otro alimento ni bebida (incluido el agua), ya que contiene todos los nutrientes necesarios, ha señalado la Universidad.

Esa recomendación debería ser alcanzada al menos por el 50 por ciento de los bebés de cada país, pero en España cae al 28 por ciento, muy por debajo de lo establecido por la OMS, han observado las investigadoras, que han identificado los factores que condicionan la decisión de las mujeres y han publicado sus resultados en el International Journal of Environmental Research and Public Health.

Como conclusión principal, el estudio señala que el éxito o el fracaso de la lactancia materna exclusiva no solo depende de las propias madres, sino que debe abordarse a todos los niveles: individual, relacional, comunitario y laboral.

A nivel individual, la propia mujer aprecia que la aparición de grietas y el dolor en el pecho son factores negativos, mientras que la predisposición y la motivación materna son factores positivos, y a nivel de relaciones el apoyo de la pareja y de la familia puede influir en el éxito o en el fracaso de la lactancia.

La colaboración de la pareja en las tareas del hogar y el cuidado de otros hijos facilita que la mujer pueda dedicarse a su bebé de una forma más liberada, han señalado.

A nivel comunitario, las redes de madres lactantes sirven de apoyo ante problemas y dudas, mientras que las exigencias sociales y la cultura en favor del biberón perjudican gravemente; y a nivel laboral, la incorporación temprana al trabajo y la falta de apoyo para poderse extraer la leche durante la jornada laboral, impiden mantener la lactancia materna exclusiva, y en este ámbito no se han encontrado factores facilitadores.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,194SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img