Honduras y Estados Unidos centrarán acciones en combatir el narcotráfico marítimo en 2014

Tegucigalpa – Durante su visita a Honduras, el zar antidrogas de Estados Unidos, William Brownfield, reveló que el desafío para el gobierno hondureño y el estadunidense para el presente año, es atacar el narcotráfico marítimo, que se pasa por este país centroamericano. El enviado de los Estados Unidos brindó este miércoles una entrevista a la cadena radial América Multimedios y durante la misma detalló parte de su visita a Honduras.
 

– “Sería un error, hablar del radar como la solución”, según el zar antidrogas de Estados Unidos.

– “Nadie quiere errores en registro de aviones”, señala Brownfield.

– “La extradición, tiene un impacto psicológico y físico para los peces gordos”, apunta el alto funcionario estadounidense.

Brownfield, se reunió la noche del martes, con el mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández, encuentro que calificó como “positivo, serio y franco”.

Añadió que como parte de la conversación, tocaron diferentes temas, entre ellos, buscar las áreas de colaboración para este país centroamericano, en materia de combate al narcotráfico.

En ese sentido, indicó que “hay muchas áreas en las que vamos a seguir colaborando en el futuro”, al tiempo que enfatizó que su informe “es positivo”.

El alto funcionario estadounidense dijo que buscará “producir los números necesarios”, dividiéndolos adecuadamente, porque “lo importante es usar los recursos, en la manera más efectiva que sea posible”.

Radar es sólo una herramienta

A criterio de Brownfield, “el radar es solamente un elemento en un paquete total, una parte de la solución”.

Subrayó que “sería un error, hablar del radar como la solución, como sería absurdo hablar de un buque como la solución para el problema del mar”.

Ejemplificó que “si uno tiene el radar, pero no tiene la capacidad de responder a las trazas indicadas por el radar, éste no es de mucho apoyo”.

Acotó que “si uno tiene radar, pero no tiene la capacidad, una vez que aterriza la avioneta o el avión, para una respuesta, entonces no ha producido un resultado; o si no hay una seguridad en el área donde aterrizan las avionetas; o si no haycapacidad de controlar el mar, tanto como el aire”.

Derribo de aviones

Brownfield quien se desempeña como secretario Adjunto para Asuntos Antinarcóticos Internacionales del Departamento de Estado estadounidense, también reconoció que el tema del derribo de aviones de dudosa procedencia fue parte de las conversaciones que tuvo con el mandatario hondureño.

Mencionó que existen puntos de coincidencia entre ambos países y uno de ellos es que “Honduras tiene sus leyes y Estados Unidos tiene sus leyes también”.

Recalcó que «existe coincidencia total de que nadie quiere ver derribados, aviones o avionetas de inocentes, en otras palabras, nadie quiere errores en ese sentido”.

«La cuestión en este momento es cómo podemos coordinar, Honduras con sus leyes y Estados Unidos con sus leyes y políticas, de una manera que se produzca el mejor resultado”, reiteró.

Reducción de vuelos irregulares

No obstante, Brownfield aseguró que se buscará una solución que ofrezca más escudo y más intervención para Honduras y que produzca un país con menos droga ilícita y menos violencia.

Asimismo, el zar antidrogas indicó que frecuentemente revisan el mapa de América Central y el Caribe, con un sistema integrado de monitoreo por el radar, que indica los vuelos irregulares que salen de América del Sur en dirección de América del Norte, pasado por los cielos centroamericanos.

Afirmó que los vuelos irregulares que transitan por Honduras, se han reducido en un 80 por ciento, durante los últimos meses, aunque no ahondó en detalles.

“En los últimos 12 y 18 meses, el numero de trazas (vuelos) que pasanpor Honduras, se ha reducido enormemente, estamos hablando de una reducción de más del 80 por ciento”, reiteró, durante su comparecencia en el noticiero El Minuto de Radio América.

“Hay mucho menos tránsito aéreo ilícito por Honduras hoy que hace dos o tres años”, continuó Brownfield quien advirtió que “el problema no ha desaparecido”.

Brownfield reveló que el tránsito de drogas por mar, es un problema mayor.

Agregó que “eso (narcotráfico marítimo), hasta cierto punto es el desafío para el gobierno hondureño y estadunidense para atacar durante 2014”.

Señaló que “hay algunas organizaciones criminales, los carteles que quieren establecer presencia permanente en América Central”.

Agregó que “algunos tienen su casa matriz en el norte, entre América Central y Estados Unidos, otros tienen su casa matriz, hacia el sur; no importa de dónde vengan, lo que importa es que quieren tener sus sucursales permanentes en América Central y buscan lugares donde puedan hacerlo”.

En ese sentido, opinó que “es nuestro interés, el interés hondureños y el de Estados Unidos, tener las instituciones que puedan identificar, enjuiciar y obviamente enjuiciar a esas personas, porque son ellos los que producen la violencia, los homicidios, la sangre en las comunidades y en las calles de Honduras”.

Ley de extradición

Según el zar antidrogas estadounidense, “la extradición, tiene un impacto sicológico y físico para los peces gordos, para los jefes, los capos y los capos de los capos”.

“Es otra arma, no es la solución, pero es un elemento adicional de la solución; la extradición es un elemento que si queremos tener en nuestro arsenal para este esfuerzo”, apuntó el funcionario quien recalcó que la medida se buscan ejecutar cumpliendo con las leyes y la Constitución de Honduras y de Estados Unidos.

Brownfield dijo que ambos gobiernos, buscan establecer una estrategia moderada y comprensiva.

Igualmente apuntó que la solución para combatir el narcotráfico es seguir trabajando y colaborando, nacionalmente y regionalmente y que es la colaboración que genera la solución.

“La solución no se produce de la noche a la mañana, vamos a tomar muchos años para lograr una solución”, concluyó.

Lo + Nuevo

22,263FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte