Por:

Honduras vive horas cruciales a tres días de que asuma Xiomara Castro

Tegucigalpa – A tres días de la fecha prevista para la toma de posesión de Xiomara Castro, Honduras vive horas cruciales para dilucidar cuál de los dos presidentes elegidos este domingo en medio de una caótica situación, el oficialista Luis Redondo y el disidente Jorge Cálix, encabezará el Parlamento.

De acuerdo a la ley, el nuevo Parlamento en pleno para el período 2022-2026, se debe instalar este martes, dos días antes de que asuma la nueva presidenta del país, quien en condiciones políticas normales debería jurar ante el titular del Legislativo en una sesión especial, quien además le impondría la banda presidencial.

El ambiente es de incertidumbre en el país, que retornó al orden constitucional en 1980 después de casi 20 de regímenes militares, pero 42 años después los políticos han reiterado que no saben ni vivir en democracia ni cuidarla y defenderla.

CRISIS DESPUÉS DE ALEGRÍA POR EL TRIUNFO DE CASTRO

La crisis en el Parlamento, por un conflicto interno en el Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), le ha cortado de tajo la alegría que estaban viviendo a los hondureños desde el arrollador triunfo de Castro, quien obtuvo 1,7 millones de votos en las elecciones generales del 28 de noviembre pasado.

Libre, bajo cuya bandera ganó Castro, había hecho una alianza de hecho con el Partido Salvador de Honduras (PSH) y el minoritario Partido Innovación y Unidad-Socialdemócrata, en la que decidieron quién debería ser el nuevo presidente del Parlamento.

Con base en la alianza, suscrita en octubre, solamente para el nivel electivo presidencial, las partes convinieron en que el presidente del PSH, Salvador Nasralla, escogería al candidato para que presidiera el Poder Legislativo, con lo que discrepó una veintena de los 50 diputados que obtuvo Libre en las elecciones.

Nasralla, cuyo partido logró 10 diputados, de los 128 que integran el Parlamento, escogió a Luis Redondo, del PSH.

Castro; el coordinador general de Libre, el expresidente Manuel Zelaya (esposo de la mandataria electa), y Nasralla creían haber asegurado la presidencia del Parlamento con los 60 miembros de sus dos partidos, más al menos 5 que esperaban de 3 partidos minoritarios, para sumar los 65 necesarios para una mayoría simple.

Pero eso no ocurrió, ya que el pasado viernes fue elegido como presidente de la junta directiva provisional del Parlamento Jorge Cálix, uno de los 20 miembros de Libre que en principio votaron contra Redondo.

Xiomara Castro en los bajos del Congreso Nacional el pasado domingo.

De esos 20, 2 se retractaron y los 18 restantes fueron expulsados de Libre y tildados de «traidores» por Xiomara Castro, además de acusarlos de haberse aliado con el Partido Nacional.

Cálix terminó ganando con los 44 votos del Partido Nacional, al que Libre y las otras fuerzas de oposición han venido apostando desde hace 12 años para sacarlo del poder, por las múltiples denuncias asociadas a actos de corrupción y narcotráfico contra el expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) y Juan Orlando Hernández (2014-2022).

El domingo, cuando tenía que ser escogida la directiva en propiedad del Parlamento, en una sesión celebrada fuera de Tegucigalpa Cálix era ratificado, mientras que los diputados de Libre que apoyan a Castro elegían en la sede del Legislativo a Redondo, sin contar con los 65 diputados propietarios, recibiendo el apoyo de la futura presidenta del país.

DIVERSOS SECTORES CLAMAN POR DIÁLOGO POLÍTICO

Ante la situación que vive el país, diversos sectores han venido clamando por un diálogo entre los políticos que han causado la crisis, mientras que Redondo dijo hoy que no retrocederá porque tienen «el mandato claro en las urnas, con una representación de más de 1,7 millones de votos».

Agregó que también está el acuerdo entre Libre y el PSH para elegir a las directivas del Parlamento y que «el pueblo» los «legitima».

La Embajada de EE.UU., en un segundo mensaje desde que se inició la crisis, indicó en Twitter: «Seguimos haciendo un llamado a todos los actores para que actúen con calma, respeten el Estado de derecho y resuelvan sus diferencias a través del diálogo».

Además, según indicó Redondo, hoy fue invitado a una reunión en la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa.

La Conferencia Episcopal de Honduras (CEH) pidió que se constituya «un diálogo sincero y abierto» entre la presidenta electa y las dos juntas directivas del Parlamento para buscar una salida.

El diálogo les permitirá «ponerse de acuerdo y encontrar un camino de solución que respete la ley y devuelva la serenidad y la paz, en orden a celebrar con alegría el comienzo de un nuevo Gobierno», indicó la CEH en un comunicado.

La empresa privada también volvió hoy a pedirle a los políticos que se sienten a dialogar, a lo que él está dispuesto, ha dicho Jorge Cálix, quien además indicó que ha querido comunicarse con Redondo, pero no ha tenido respuesta.

JS

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img