spot_imgspot_img

Honduras iza su bandera a media asta por compatriotas fallecidos por el COVID

Tegucigalpa – Con una solemne ceremonia de la izada, renovación del juramento de la Bandera Nacional y entrega de nuevas banderas, iniciaron este martes en Honduras, las actividades para conmemorar el 199 aniversario de la independencia de Centroamérica hacia el Bicentenario.

Como cada 1 de septiembre y desde el año 1995, cuando fue instaurado este día como Día de la Bandera, el representativo símbolo patrio fue izado en cada plaza y monumento de Honduras destinado para ese fin, principalmente en los tres poderes del Estado y en el Cerro Juana Laínez, donde las Fuerzas Armadas tradicionalmente realizan la ceremonia solemne.

Esta mañana en Casa Presidencial se dio inicio a las festividades de independencia de Centroamérica, en medio de la pandemia del COVID-19, lo que ha generado que este año la celebración del 199 aniversario sea diferente.

La ceremonia inició con los tradicionales honores de ordenanza y la llegada del presidente Juan Orlando Hernández en compañía de la primera dama, Ana García Hernández y su comitiva

Hernández recibió por la escolta el Pabellón Nacional y luego se procedió a la izada Bandera Nacional al compás de la interpretación del himno nacional por la Banda de los Supremos Poderes, misma que quedó a media asta en memoria de los hondureños fallecidos por causa del COVID.

En su intervención, el mandatario expresó que Honduras está de luto por la muerte de los hondureños por causa del virus que afecta a todo el mundo.

Asimismo, por los soldados caídos en la primera línea de combate a la enfermedad como lo son los médicos, enfermeras, microbiólogos, técnicos, policías, militares, a quienes también les agradeció por luchar por la vida de los hondureños y murieron en el cumplimiento de su deber.

“En reconocimiento a sus contribuciones y en memoria de sus vidas, hoy 1 de septiembre Día de la Bandera Nacional, izaremos nuestro pabellón a media asta. Tradicionalmente, para muchos ondear nuestra bandera a media hasta es símbolo de luto y de dolor, pero hoy espero que también sea símbolo de fortaleza y respeto al recordar el ejemplo de vida que nos dio cada héroe caído”, manifestó el gobernante.

Agregó que será a media asta, pero provocando sentimientos de orgullo, de fe y de esperanza, que esperamos ver nuestra bandera flameando en lo alto del Cerro Juana Laínez, en cada edificio, en todos los hogares y en el corazón de cada hondureño.

Enseguida se realizó el acto de acción de gracias por el sacerdote Javier Martínez, párroco de la iglesia Cristo Resucitado de la colonia Loarque, y el pastor Alberto Solórzano, presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras.

Como ocurre todos los años, se dio lectura del decreto legislativo 84-95, que instituye el Día de la Bandera Nacional, esta vez a cargo del vicepresidente del Congreso Nacional, Antonio Rivera Callejas.

La ceremonia también incluyó la presentación de honores a los héroes patrios, entronización de las banderas de Centroamérica y la entonación del himno centroamericano La Granadera, para dar paso al ingreso de las nuevas banderas, honores de ordenanza por escolta de las Fuerzas Armadas.

(ir)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img