Tegucigalpa. El Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Honduras determinó enviar una misión a las organizaciones de las Naciones Unidas (ONU) y de Estados Americanos (OEA) para pedir que se acelere la implementación de la sentencia de límites de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, Holanda.
 

El presidente Porfirio Lobo anunció la medida adoptada por el máximo organismo encargada del tema de defensa del país.

Asimismo, el mandatario señaló que se invitará la próxima semana a los embajadores acreditados en el país para explicarles la situación del golfo de Fonseca y la necesidad que se ejecute la sentencia de la máxima instancia judicial.

La crisis en el tema de la soberanía la desató el presidente salvadoreño Mauricio Funes cuando ha vuelto a reclaman la soberanía de la isla Conejo, cuya soberanía ha estado en poder de Honduras.

Paralelamente el gobernante salvadoreño promovió la compra de 10 aviones A-37 a Chile, con la finalidad de desafiar “amenazas emergentes”, como lo señalan los militares salvadoreños.

Pero el presidente Lobo dijo que Honduras no responderá a las acciones salvadoreñas argumentando que no favorece la “carrera armamentística” en la región, indicando que el país tiene una vocación pacifista, aunque lamento que la sentencia de La Haya no se ejecute.

Indicó que lo importante es reducir los niveles de tensión en el golfo de Fonseca.