spot_imgspot_img

Honduras asiste a Cumbre del SICA con la esperanza de ser readmitida plenamente

Tegucigalpa – Centroamérica debe decidir hoy si apuesta a la unidad regional y defiende sus intereses regionales o continúa algunos de sus miembros apostando a los intereses ideológicos extra área, cuando sus gobernantes decidan si permiten o no el regreso de Honduras al Sistema de la Integración Centroamericana (Sica).
 

– Llegó la hora cero para Centroamérica: reintegra a Honduras al Sica o pierde credibilidad.
– El presidente Porfirio Lobo Sosa acude al encuentro por invitación de Panamá
– Daniel Ortega de Nicaragua mantiene su posición en vilo en cuanto a si asistir o no al encuentro

El Sica es el organismo que aglutina a los siete países del istmo centroamericano, además la República Dominicana, que es el representante político de los países que tienen intereses económicos comunes, ya que en su mayoría comparten los tratados comerciales con estados Unidos (CAFTA) y el futuro Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

Honduras fue retirada del Sica el 29 de junio en una reunión celebrada en Nicaragua, un día después que Zelaya fue sacado del poder, en un hecho que fue conocido como sucesión constitucional en un amplio sector del país y los gobiernos extranjeros lo calificaron como golpe de Estado.

Pasar la página

Pero a partir del martes los gobernantes centroamericanos tienen en sus manos pasar la página hondureña y optar trabajar por el futuro.

Panamá, que ejerce la presidencia Pro tempore del Sica, invitó a la reunión al mandatario hondureño Porfirio Lobo Sosa y tiene la intención de que el organismo vote por el retorno de Honduras y con ello normalizar la institucionalidad centroamericana.

Pero hasta la noche del lunes, el presidente nicaragüense Daniel Ortega no había confirmado su asistencia a la cita, dejando en el aire si mantiene el boicot al gobierno de Lobo Sosa.

Ortega es el aliado más estrecho del mandatario venezolano Hugo Chávez, jefe supremo y financista del bloque izquierdista Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), la instancia que mantiene la presión a Honduras y rechaza su retorno a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Pero Ortega debe decidir si mantener su lealtad ciega a Chávez y continuar bloqueando a Honduras o apostar al avance de la integración económica regional en beneficio de su propia economía.

Nicaragua tiene intereses económicos en Honduras, además del comercio bilateral, en especial las exportaciones de carne al mercado hondureño.

Pero fundamentalmente Ortega y su equipo deben entender que la salida de sus bienes o la importación de los mismos en el Caribe salen vía Puerto Cortés.

Lobo Sosa debe enviar un mensaje claro a sus pares de la región y es que el nivel de tolerancia del país no va a ser eterna y que los demás países pueden verse afectadas por la inestabilidad institucional.

Mensaje al mundo

Pero Centroamérica debe entender que la falta de unidad, por asuntos ideológicos, afecta el mensaje que envía al mundo.

Además de debatir el asunto Honduras en la reunión de la Sica, los presidentes de la región recibirán la visita del presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, y el vicepresidente tercero del gobierno español, Manuel Chaves.

Asia y la Unión Europea ven a Centroamérica como una sola unidad, ya que cada país es demasiado pequeño en su parte económica como para negociar bilateralmente.

Por ello el mundo ve a Centroamérica como un solo bloque para negociar y lanzar iniciativas económicas.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,127FansMe gusta
37,801SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img