spot_img

Hay que dialogar con el Partido Nacional para lograr acuerdos en la elección de la CSJ, dice Manuel Zelaya

Tegucigalpa – Manuel Zelaya Rosales, expresidente de la República y asesor presidencial, considera que, sin los votos del Partido Nacional en el Congreso Nacional, la elección de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) entra en riesgo, por ende, instó a dialogar para encontrar acuerdos.

Zelaya Rosales, coordinador del oficialista partido Libertad y Refundación (Libre), es el hombre encargado de liderar las negociaciones con los demás partidos afines y en oposición para dialogar frente a un escenario que muestra chispazos de amplias fracciones en la clase política.

Aun cuando en la oposición política y sectores sociales, impera la incertidumbre y zozobra del ambiente que podría dejar a Honduras, el proceso de elección del nuevo Poder Judicial, por los próximos 7 años (2023-2024), Zelaya dijo que “no debería existir resquemor sobre el tema”.

“El proceso de la Corte es un tema eminentemente político y se va a definir en el Congreso, por lo que a más tardar en diciembre se debe llegar a acuerdos civilizados para la constitución de ese importante poder del Estado”, subrayó el asesor presidencial.

A estas declaraciones agregó que “sin el voto de los nacionalistas el Congreso, no podría elegir la Corte Suprema y estaríamos en una crisis porque se tendría a una CSJ de facto, por eso, debemos llegar a acuerdos políticos civilizados a más tardar el mes de diciembre”.

Es oportuno mencionar que en enero del próximo año el Congreso Nacional, tiene en agenda la elección de los 15 magistrados de la nueva CSJ, pero el escenario para lograr ese objetivo está marcado por las fracciones que no solo son internas, sino además entre partidos políticos.

El texto constitucional de Honduras, demanda que para elegir la CSJ se necesita una mayoría calificada y hasta el momento, ni siquiera el oficialismo con su alianza con el Partido Salvador de Honduras logra los 86 votos en el Congreso para elegir a ese poder del Estado.

La elección del Supremo será el 25 de enero y todo indica que en relación a otros procesos que también han sido cuestionados, la historia podría repetirse en el sentido que el partido en el poder busca además de controlar el Ejecutivo y Legislativo, el control de la Corte. JP

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img