Tegucigalpa – El magistrado presidente del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), Miguel Ángel Mejía, estimó que investigar los casos por supuesto enriquecimiento ilícito de algunos altos oficiales de la Policía Nacional, llevará un determinado tiempo que podría alcanzar hasta los cinco años.
 

“No es lo mismo una auditoría a una investigación de enriquecimiento ilícito, son muy diferentes los procedimientos, entonces eso lleva tiempo”, explicó.

Según Mejía, el proceso de adquisición de información e investigación de la misma “tarda, porque estamos hablando de cinco o seis años”.

Justificó que las instituciones a las que les solicitan la información tienen que buscarla en sus archivos, lo que extenderá el proceso.

Mejía ejemplificó que cuentan con investigaciones por enriquecimiento ilícito que están siendo indagadas desde hace dos o tres años y todavía no han sido completadas.

Hace pocos días, la dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP) remitió al TSC, la copia certificada de otros cuatro expedientes que contienen investigaciones patrimoniales con su respectivo informe financiero de cuatro oficiales de la Policía.

Con esos cuatro expedientes ya suman ocho investigaciones remitidas, representando desajustes equivalentes a 74 millones 593 mil 351.16 lempiras en total, aunque Mejía dijo que esa información, “solo comprende a algunos elementos”.

En ese sentido, indicó que comenzarán las investigaciones para proceder a deducir las responsabilidades del caso, aunque no garantiza agilidad en las mismas.