spot_imgspot_img

Hallan muerto a pescador y suman 3 las víctimas en Nicaragua por las lluvias

Managua.– Un pescador que se encontraba desaparecido en alta mar en Nicaragua debido a las lluvias persistentes causadas por bajas presiones en el mar Caribe y océano Pacífico, fue encontrado muerto hoy, informaron las autoridades.

Jefferson Flores Díaz, de 23 años, desaparecido mientras pescaba en la zona de Mechapa, en el Pacífico norte de Nicaragua, fue encontrado este domingo sin vida, dijo en rueda de prensa el codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (Sinapred), Guillermo González.

A pesar de las advertencias de no navegar por el fuerte oleaje causado por las lluvias, el sábado salieron embarcaciones pesqueras pequeñas y una se dio vuelta, donde viajaba el pescador, por las marejadas, explicó.

«Lamentablemente hemos tenido tres fallecidos» por las lluvias caídas en los últimos cuatro días, precisó el funcionario.

Los otros dos fallecidos son una mujer y un hombre que murieron al intentar cruzar ríos crecidos.

Yerlin Sujey Castro Duarte, de 34 años, originaria del departamento de Jinotega (norte) y que se dedicaba a la venta de mazorca de maíz, fue arrastrada por la corriente del río Viejo, que estaba crecido, y se ahogó, de acuerdo con la información.

Mientras Marvin Guido, de 80 años, también murió ahogado al intentar cruzar un río crecido en el departamento de Boaco (centro).

Asimismo, el Sinapred reportó al menos 3.123 viviendas anegadas en Nicaragua por las lluvias de los últimas cuatro días en 12 de los 15 departamentos y dos regiones autónomas del país centroamericano, y en 54 de los 153 municipios.

Las 3.123 familias afectadas suman un total de 13.000 personas, detalló.

Las autoridades esperan más lluvias por las próximas 24 horas y advirtieron que los suelos se encuentran «altamente saturados», por lo que «todo lo que caiga (de lluvia) puede provocar inundación y deslizamiento».

El Sinapred activó este viernes una alerta amarilla, debido a las lluvias persistentes causadas por bajas presiones en el mar Caribe y océano Pacífico.

La alerta amarilla en Nicaragua ordena a las instituciones y a la población estar listos para actuar ante un fenómeno que podría terminar en desastre, lo que permite mantener listos los centros de albergue y unidades de rescate ante posibles evacuaciones y emergencias.

Las autoridades nicaragüenses llamaron a las familias a tomar medidas de precaución, no acercarse a ríos ni riberas, tener cuidado en terrenos inclinados y no atravesar corrientes crecidas.

Las zonas de bajas presiones, tanto en el Caribe como en el océano Pacífico, son fenómenos propios de la temporada de huracanes, que va del 1 de junio al 30 de noviembre. 

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,598SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img