Guatemala – La Fiscalía de Guatemala buscará una condena por el delito de feminicidio contra Roberto Barreda, aún cuando no se encuentre el cadáver de su esposa, Cristina Siekavizza, supuestamente desaparecida y asesinada por él en julio de 2011, informó hoy una fuente judicial.
 

Aunque según la doctrina judicial «si no hay cadáver no hay delito», el secretario general del Ministerio Público (MP, Fiscalía), Mynor Melgar, aseguró este lunes que Barreda, detenido en México y deportado a Guatemala el pasado sábado, «será imputado por feminicidio».

Las pruebas científicas y de ADN que ha recolectado la Fiscalía durante la investigación para dar con el paradero de Siekavizza, supuestamente desaparecida y asesinada el 6 de julio de 2011, serán las evidencias que presentará en contra de Barreda, quien era considerado el prófugo más buscado por la Justicia guatemalteca.

En declaraciones a medios locales, Melgar aseguró que, contrario a lo que dicta la doctrina jurídica, «no es necesario que exista un cuerpo como prueba del delito de feminicidio», debido a que hay suficientes elementos probatorias que incriminan al procesado por la comisión de ese delito.

Melgar sostuvo que con las evidencias científicas y del ADN, la Fiscalía considera que se puede lograr la condena de Barreda por el asesinato de su esposa, por lo que las declaraciones de los testigos que implican al acusado no serán las principales pruebas.

Para llegar al debate oral y público, sin embargo, se tendrá que esperar al menos dos años, que es el tiempo promedio que un caso tarda en llegar a juicio, apuntó Melgar.

Barreda, el principal sospechoso de la desaparición y el crimen de su esposa, con la que procreó dos hijos, que ahora tienen 9 y 6 años, fue detenido el pasado viernes en la ciudad mexicana de Mérida, capital del estado de Yucatán (sureste), en una operación conjunta entre las fuerzas de seguridad de ambos países.

Ese día, la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) mexicana también rescató a los niños, con los que Barreda había huido de Guatemala en agosto de 2011.

Barreda, hijo de la expresidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Beatriz de León, también implicada en el caso por obstrucción de justicia y amenazas, fue deportado el pasado sábado y recluido en un centro preventivo mientras un juzgado decida cuándo escuchará su primera declaración.

Los niños fueron dados en custodia temporal a los abuelos maternos, Juan Luis Siekavizza y Angelis Molina, en tanto la Justicia decide en definitiva sobre la patria potestad de los menores.