spot_imgspot_img

Gregg Berhalter confía en los jóvenes ante Jamaíca y solo les vale el triunfo

Arlington (Texas, EE.UU.) – El entrenador Gregg Berhalter ya tiene a la selección de Estados Unidos en los cuartos de final de la Copa Oro por decimoquinta vez en la historia del torneo y esta vez el logro ha sido posible gracias a la aportación del joven talento que ha surgido en el fútbol de su país, que en el próximo duelo frente a Jamaica sólo tienen la meta del triunfo.

«Todo lo que no sea conseguir la victoria frente a Jamaica será un paso atrás para nosotros como selección», declaró Berhalter. «Entendemos que nuestro potencial nos obliga a buscar el triunfo como el único resultado válido».

Berhalter destaca que el equipo hasta ahora ha hecho una gran labor en el juego defensivo, está invicto, la adaptación de los jóvenes se ha dado de una manera fluida y positiva dentro de una plantilla que es la más joven (promedio de 23 años y 84 días) que ha competido en la Copa Oro, y la experiencia ha sido grandiosa.

Pero Berhalter es consciente que cuando se llega a los cuartos de final de cualquier torneo, todo lo hecho anteriormente se queda relegado al resultado del partido que será el que establezca el pase a semifinales o la eliminación.

«Todo lo vivido hasta ahora ha sido de gran utilidad para nuestro equipo, pero la mayoría de los jugadores que disputen el partido no han vivido la experiencia de la intensidad y concentración que se requiere cuando se decide la suerte de un torneo en los 90 minutos que disputas», analizó Berhalter. «Es mi responsabilidad preparar a los jóvenes para ese reto».

Sin embargo, Berhalter reconoce que no es fácil para los jóvenes que han llegado al equipo tener la capacidad de liderazgo por lo que hay que tener paciencia y darles todo el apoyo de cara a que la intensidad de la competición internacional los haga cada vez mejor.

Teniendo en cuenta todo eso, no es sorprendente saber en qué lado de la discusión cae Berhalter sobre todo lo conseguido con el equipo de las Barras y las Estrellas sin sus figuras del fútbol europeo.

«Cuando piensas en la juventud que tenemos compitiendo contra los equipos más poderosos de la Concacaf y ves que vamos invictos, la única reflexión que se puede presentar es que estamos haciendo algo bien», argumentó Berhalter.

El domingo, en el AT&T Stadium, de Arlington, Estados Unidos buscará llegar por decimoquinta vez a las semifinales de la Copa Oro, en las 16 ediciones que se llevaban disputadas desde que se cambió el formato en 1991 y el nombre a la antigua Campeonato Concacaf.

El resurgir de los jóvenes, en parte por las lesiones que se dieron de los veterano Paul Arriolay el defensa Walker Zimmerman, los dos jugadores veteranos más destacados del equipo, hizo que Berhalter tuviese que darle todavía más confianza a los jóvenes que había llamado a la selección.

«Ciertamente no es así como lo visionamos», admitió Berhalter. «Pero cuando ocurren lesiones, es una mentalidad de ‘próximo hombre’ para ver quién puede desempeñarse y prosperar en este entorno. El nivel de competitividad aumentará en los partidos eliminatorios, y ese es el tipo de condiciones que necesitamos. para exponer a estos muchachos para la clasificación a la Copa del Mundo».

A pesar que Berhalter está satisfecho con el rendimiento del equipo, considera que todavía tiene un amplio margen de mejora en varios aspectos del juego, especialmente en el apartado ofensivo, donde solo gracias al gol marcado por el defensa derecho Shaq Moore, a los 20 segundos de iniciarse el partido, les permitió ganar a Canadá.

El seleccionador estadounidense, que ha llamado al joven Cade Cowell, de 17 años, como reemplazo del lesionado, Arriola, confía que frente a Jamaica las cosas sean diferentes en el ataque con Daryl Dike, Matthew Hoppe, Gyasi Zardes y el propio Cowell.

«En el partido de Canadá jugamos con dos delanteros y nunca lo habíamos hecho antes», comentó Berhalter. «Hubo una falta natural de cohesión en la actuación debido a eso, pero todo será diferente ante Jamaica porque tendremos la capacidad de jugar con una formación diferente».

«En general, lo que realmente importa es llegar a Qatar 2022. Aún así, «no le he dicho ni una vez al grupo: ‘Esta es su oportunidad de formar un equipo de clasificación para la Copa del Mundo'», comentó Berhalter.

Pero el máximo responsable técnico de Estados Unidos admite que la planificación de la plantilla para la Copa Oro tuvo como gran objetivo el darle a los jóvenes la oportunidad de adquirir experiencia internacional.

«El mensaje para este grupo de jugadores jóvenes es seguir mejorando, aprender de qué se trata el fútbol internacional y por lo conseguido hasta ahora lo único que puedo decir es que me siento muy orgulloso de la manera como han respondido en el campo», agregó Berhalter.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,504SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img