San Salvador- El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dijo hoy que no ve inconstitucionalidad en la candidatura del exgobernante Elías Antonio Saca para las elecciones del 2 de febrero de 2014, que será analizada por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).
 

Funes declaró a los periodistas que «no son válidos desde el punto de vista constitucional» los dos argumentos esgrimidos en un recurso presentado contra Saca, quien fue su predecesor (2004-2009), y subrayó que «serán los magistrados los que decidirán» al respecto.

La Sala admitió el miércoles un recurso de inconstitucionalidad contra Saca y pidió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) un informe y que justifique la constitucionalidad de su candidatura, que es respaldada por una alianza de partidos minoritarios de derecha.

Según un comunicado de la Sala, la demanda argumenta que Saca no puede ser candidato porque ejerció la Presidencia salvadoreña «durante el período inmediato anterior» al actual, «en el que se realiza la inscripción y elección», lo que contraviene la Constitución (1983), que permite la reelección alterna.

Empero, el artículo 152 de la Constitución establece que «no podrán ser candidatos a presidente de la República», entre otros, «el que haya desempeñado la Presidencia de la República por más de seis meses, consecutivos o no, durante el período inmediato anterior, o dentro de los últimos seis meses anteriores al inicio del período presidencial».

El otro argumento es que Saca supuestamente cometió «fraude a la Constitución» al haber traspasado a miembros de su familia la representación legal de su cadena de emisoras de radio para «eludir» la prohibición de que los «concesionarios del Estado» sean candidatos presidenciales, agregó el comunicado.

Funes consideró, sobre el primer argumento, que la Constitución «se refiere al período inmediatamente anterior a la toma de posesión, a la asunción (…) como presidente de la República, no a su inscripción como candidato».

«Si fuera (el período anterior a) la inscripción de candidato, entonces yo no estaría inhibido a participar en una elección porque yo no he ejercido la Presidencia en el período inmediatamente anterior», planteó el mandatario.

En este caso, «el período inmediatamente anterior se refiere al período del presidente Saca y, por lo tanto, no me descalifica a mí y entiendo que no es ese el espíritu de la Constitución», que prohíbe la «reelección inmediata», señaló.

Funes también descartó que Saca haya violado la Constitución al traspasar a miembros de su familia la representación legal de su empresa radial y comentó que «es lo que hacen muchos empresarios» cuando «se dedican a otras actividades».

«Además, es una sociedad, una persona jurídica, la que recibió la concesión de las frecuencias del Estado, no es él como persona», por lo que «yo no veo qué fraude de ley o qué fraude a la Constitución puede ser eso», puntualizó.

El expresidente ha asegurado que su candidatura «es constitucional» y que confía en que «la Sala de lo Constitucional así lo ratificara».

Saca aparece como tercero en las encuestas para las próximas elecciones, después de Salvador Sánchez Cerén, del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, y de Norman Quijano, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista, aunque ninguno de estos dos se alza como favorito.

El presidente interino de la CSJ, Florentín Meléndez, ha dicho a la prensa que también hay recursos de inconstitucionalidad contra Sánchez Cerén y Quijano, pero que la Sala todavía no ha decidido si los admite o los rechaza.

En el caso de Sánchez Cerén, el recurso es por su condición de actual vicepresidente del país, y en el de Quijano, por la falta de finiquito de la Corte de Cuentas como alcalde de San Salvador.