Tegucigalpa – Un grupo de fiscales y empleados del Ministerio Público, se paralizaron este martes en Tegucigalpa, capital de Honduras, para exigir castigo a los responsables de despilfarrar fondos de esa institución.
 

Además, los empleados de la Fiscalía hondureña exigen que se “desengaveten” los expedientes de corrupción que se encuentran en la dirección general de fiscales, pero también piden que se les haga efectivo un incremento salarial establecido en la ley.

El portavoz del movimiento que se mantiene en paralización, el fiscal de Derechos Humanos, Juan Carlos Griffin, dijo que continuarán sus presiones hasta lograr sus exigencias.

“Exigimos que se castigue a los responsables de despilfarrar los fondos del Ministerio Público y que de una vez por todas se desengaveten los casos de corrupción”, dijo Griffin.

Recordó que existen sendos informes que retratan la corrupción que ha existido en las últimas administraciones de la Fiscalía. “Estamos cansado de escuchar sobre despilfarros en el Ministerio Público, lo hemos denunciado a través del tiempo y nunca se hace nada”, afirmó.

Argumentó que debido a los malos manejos de las últimas administraciones no se ha podido lograr un reajuste salarial y que estos sólo han sido de forma selectiva.

“La Comisión Interventora que estuvo aquí hace poco denunció los malos manejos en los fondos de la institución y no es posible que no haya castigo para los corruptos”, finalizó el fiscal de Derechos Humanos.