spot_img

Falta de medicamentos y mala calidad de atención, el calvario de los pacientes renales

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – Ser paciente renal es una situación muy complicada que los mismos afectados describen como “una bomba de tiempo” que daña la función de sus riñones que empeora con el paso del tiempo y peor aún si no reciben un tratamiento adecuado.

– Hay escasez de algunos medicamentos, las máquinas de diálisis son obsoletas.

– Deficiente tratamiento deteriora la calidad de vida de pacientes, muchos están muriendo de infarto de miocardio, reportan asociaciones renales.

– Se espera licitación en 2023 para mejorar sistema de diálisis en el país, desde 1998 no se ha hecho licitación.

La enfermedad renal crónica significa que sus riñones están dañados y no pueden filtrar la sangre como debería, ante esta condición los pacientes necesitan un tratamiento integral entre muchos medicamentos y tres sesiones de diálisis a la semana con una duración de cuatro horas cada una.

Deterioro en la calidad de vida de pacientes

Miembros de las asociaciones de los pacientes renales refieren que padecen un calvario porque además de que su enfermedad es muy complicada la mala calidad del tratamiento y la falta de medicamentos deteriora su calidad de vida.

Solo en el mes de diciembre se registró la muerte de 12 pacientes renales, se estima que la falta de medicamentos y un tratamiento no adecuado contribuye a acelerar la muerte de quienes tiene esta afección dijo a Proceso Digital el presidente de la Asociación de Enfermos Renales, de San Pedro Sula, Jorge Cervantes.

Manifestó que Diálisis de Honduras solo remite a los pacientes al Hospital Mario Catarino Rivas y ahí no se da un tratamiento adecuado, hay falta de medicamentos y además se cobra una cuota mensual de 200 lempiras a los pacientes.

Aclaró que de momento no son todos los que pagan esta cuota mensual pero que ya se les advirtió que a partir del mes de febrero todos deberán pagarla y se aumentaría a 300 lempiras según le han notificado varios pacientes.

Solo en el mes de diciembre se registró la muerte de 12 pacientes renales.

Máquinas obsoletas y falta de supervisión en el equipo

Por su parte, el presidente de la Asociación de Pacientes Renales de Honduras, Daniel Mairena, quien también habló con Proceso Digital, dijo que en los últimos meses no han tenido mayor problema con los medicamentos básicos, pero sí hay escasez de algunos medicamentos básicos, que se han agotado tanto a nivel público como privado.

Como el caso de la Heparina, que es un medicamento de uso constante que evita la coagulación de la sangre en el sistema.

La falta de este medicamento provoca que cuando hacen la diálisis les tengan que cambiar el catéter y eso es molesto y va deteriorando la vida de los pacientes, agregó.

No obstante, aclaró que no se puede decir que los pacientes están muriendo por falta de medicamentos, porque a nadie le hacen autopsia, pero sí es claro que la mala calidad del tratamiento y la falta de las medicinas contribuye al deterioro de la salud, porque hay muchos pacientes que están muriendo de infartos de miocardio, lo que amerita una investigación.

Cuando se le consultó a qué se refiere con mal tratamiento a los pacientes, respondió que “mal tratamiento es que la maquinaria es obsoleta, nadie supervisa los líquidos dializadores, el tipo de bicarbonato y en si la preparación de todo lo que va en las máquinas de hemodiálisis”.

Aparte las sillas están hasta rotas los pacientes ya ni se pueden sentar en estas, zanjó, todo el equipo ya dio su vida útil ya que desde 1998 no se realiza una licitación en el sector público y desde el 2015, en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS),  y se deben hacer cada tres años,detalló.

Medicamentos inaccesibles

Los pacientes renales padecen varias enfermedades de base generalmente son hipertensos y tienen otros padecimientos por lo que necesitan una amplia variedad de medicamentos, señaló Mairena.

Entre los medicamentos que son parte del tratamiento de los pacientes con afección de riñones, se enumeran: carvedidol, Amlodipino, Hidralazina, Alfametildopa, Ibersartan, Cardesartan, Heparina, Daflon, Descketemeprofeno, Ácido fólico, Calcio, Cipofibrato, Enoxaparina, Rembela, Eritropoyetina, Zemplar  y omeprazol.

El costo mínimo puede ser de 20 mil lempiras mensuales por paciente a parte de los costos que implica la diálisis, agregó el presidente de la Asociación de Pacientes Renales.

Ninguna persona puede costearse ese tratamiento de manera mensual, y si no hay en el sistema público, los pacientes no tienen acceso al tratamiento.

Hay esperanza con nueva licitación e ingreso de medicamentos

Pese al calvario que viven los pacientes renales no pierden la esperanza de que la situación mejore, porque se está a la espera de una nueva licitación que prepara la Secretaría de Salud.

Daniel Mairena dijo que han sido veedores e incluso entregaron a la SESAL, un informe con las principales necesidades, y esperan que la licitación sea transparente y no monopolizada ya que se habla de cinco participantes, de concretarse este año la misma la situación mejoraría ya que se cambiaría todo el sistema que ya esta obsoleto por nueva tecnología, apuntó.

Medicamentos ingresaran este mes a sistema sanitario

En cuanto al tema de los medicamentos Proceso Digital consultó al doctor y diputado Carlos Umaña, quien confirmó que cuando la Comisión Especial de diputados del Congreso hizo la investigación encontraron que los medicamentos para pacientes renales iniciaran su ingreso a los almacenes de la Secretaría de Salud en el mes de enero.

“Ya para finales del mes de enero debería de estar el abastecimiento de todos los medicamentos que son esenciales para el manejo de los pacientes renales”, indicó el médico.

Asimismo, confirmó que en la Secretaría de Salud se anuncia una licitación internacional y las asociaciones de enfermos renales han participado en la veeduría.

Mientras se desarrolla el proceso de licitación, por el momento se extendió a la empresa que presta el servicio de diálisis el servicio por un año, a la espera de que todas las empresas que manejan el servicio de diálisis se preparen para la licitación, adicionó el galeno.

Finalmente, dio a conocer que también en el Congreso Nacional, se busca autorizar un poco más de partida presupuestaria para la compra de los medicamentos ya que solamente se contaba con un monto aproximadamente de unos 1,200 millones y se está queriendo subir un poco más en el Presupuesto Nacional, para evitar la carencia de medicinas. LB

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img