Fallaron en adquisición de la vacuna dicen empresarios; Gobierno asegura que vacunará al 81% de la población

Tegucigalpa – El gremio empresarial hondureño señaló fuertemente este día que Honduras falló en el mecanismo para adquirir la vacuna contra el COVID-19 y que por ello será de los últimos en la región en proteger a la población de la mortal pandemia.

Desde el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, como altos dirigentes del sector, cuestionaron que la secretaría de Salud no adquirió la vacuna cuando se le ofreció a mediados del año 2020, a un precio de entre tres y cuatro dólares, señalaron.

Esa situación, indican los empresarios, ahora coloca a la población en indefensión porque la administración hondureña le apostó a la iniciativa COVAX, que se ha comprometido a donar vacunas al país pero que aún no se sabe con certeza cuándo llegarán masivamente y solo se adelanta de miles de dosis, en un primer envío, para blindar a parte del personal de la primera línea contra la pandemia, dijeron los personeros de la empresa privada.

Aldén Rivera

Para Aldén Rivera, un alto ejecutivo del sector empresarial, Honduras apostó por COVAX y “el mecanismo falló y no se cumplió con el propósito”, externó en declaraciones a medios de comunicación.

“Estamos en un problema, no se tomaron las previsiones, la Ley de Vacunación lo impidió” dijo Rivera.

El Cohep se involucró en la adquisición de 1.4 millones de vacunas que servirán, a través del Instituto Hondureño de Seguridad Social, para los trabajadores del sistema. Para ello brindaron las garantías que facilitaron los procesos.

“No se puede adquirir una vacuna cuando no está certificada”, dice presidente Hernández

Pero los señalamientos empresariales fueron objeto de la respuesta del presidente Juan Orlando Hernández quien salió al paso en torno a la lentitud de su gobierno para adquirir la vacuna contra la COVID-19 y aseguró que “no se puede adquirir una vacuna cuando no está certificada”.

Apuntó que la operación que realizó el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) para la compra de vacunas, fue acompañada por el gobierno enviando una reforma al Congreso.

A renglón seguido, manifestó: “esas vacunas no las ha comprado ningún empresario, esas vacunas las ha comprado el compatriota que paga sus impuestos, que a su vez sirve para pagarles a los empleados públicos, que a su vez aportan al Seguro Social. Usted microempresario o empresario que paga las aportaciones al Seguro Social, y de igual manera usted trabajador”.

Citó que el Cohep lo que hizo fue otorgar una garantía para la compra de las vacunas.

A las versiones de personeros del Cohep que aseguran que la farmacéutica AstraZeneca ofreció a Honduras 4 millones de vacunas contra la COVID-19 y la Secretaría de Salud no aceptó, el mandatario Hernández declaró que hay situaciones de confidencialidad que se deben respetar con las proveedoras de la vacuna.

Develó que las empresas farmacéuticas han decidido tratar solo con el Estado en cada país, para que la distribución sea equitativa.

Vacunas certificadas

Prosiguió que se debe dar prioridad a la compra de vacunas certificadas, al tiempo que mencionó que el año pasado no había vacunas certificadas. “Sería una irresponsabilidad del Estado de Honduras adquirir un compromiso con una vacuna que, a la fecha de hoy, por el informe que tuve desde Washington, no está certificada. Probablemente salga en las próximas semanas después de revisar una serie de temas que los expertos están viendo en el caso particular de esa vacuna y que esperamos sea superado rápidamente”, ahondó.

El presidente Hernández expresó que se está revisando el dossier técnico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con los especialistas para adquirir las vacunas que ellos garanticen que son seguras para las personas.

Hernández confió además que Unicef también es parte del proceso de las compras de la vacuna

“Vamos a estar tranquilos hasta que por lo menos el 81 por ciento de la población, que sea apta para recibir la vacuna, esté vacunada, a pesar de que los técnicos digan que es suficiente con un 70 (por ciento), pero para mí creo que estamos listos para ese 81 (por ciento)”, aseveró.

Consultado sobre el porqué Honduras no fue de los primeros países en adquirir la vacuna, tomando en cuenta que Costa Rica y Panamá ya comenzaron sus procesos de vacunación, respondió: “Yo prefiero un flujo constante de vacunas, a que me lleguen mil 200 y después no saber si van a llegar las otras.

De tal manera que por eso le hemos apostado a la Organización Mundial de la Salud en la que convergen las mentes más brillantes en este tema. Cada país es libre de tomar sus decisiones, probablemente pocos países en América tengan la posibilidad que nosotros tenemos al tener representación en la Alianza Global para la Vacunación, que a su vez maneja el mecanismo COVAX que es por donde estamos adquiriendo las vacunas”, externó.

Enfatizó que además de la donación del 20 por ciento de las vacunas para Honduras y que se prevé llegarán en marzo, “lo que da certidumbre que permite de cara a la reactivación económica ir avanzando”.

Pidió a todos los sectores de la población “hacerse un solo nudo” para tener un proceso efectivo de vacunación y evitar lo que sucede en otros países; por ejemplo, a alguien se le administra la primera dosis y de repente no aparece para la segunda, aquí tenemos que ser muy precisos” puntualizó.

Lo + Nuevo

22,643FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte