spot_img

Extracción de uñas, lengua e incisiones a cadáver de Wilson no es tortura, es parte de autopsia, dice Villanueva

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – “Si había sospecha que hubo tortura por parte de la autoridad, se practica el Protocolo de Minessota, ese es un proceso que nosotros los forenses conocemos muy bien, por eso le extrajeron las uñas, por eso le hicieron cualquier cantidad de incisiones para verificar traumas, golpes… pero lo que vemos en las redes es que sale un hombre sin lengua, sin uñas, golpeado y supuestamente torturado”, expresó este viernes la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva.

Recalcó que “eso es producto de hallazgos efectuados al momento del hallazgo, esos hallazgos no son tortura, categóricamente los desmiento, invito al señor director (medicina forense) que salga en plana y expliqué lo ocurrido”.

“Después de haber sometido al proceso de autopsia por consecuencia lamentablemente no se le explica a las familias, no se les explicó a la familia que si usted va hacer un análisis y sospecha de tortura y va a investigar si debajo de las uñas hay material genético producto de una riña o de un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, entonces ya el principio de Locarno dice que busquemos y saquemos el material que se encuentra debajo de las uñas y mandemos la genética hay, es una técnica especial y para eso se cortan las uñas y se envían a análisis”, amplió.

Adicionó que el Protocolo Internacional de Minesota nos obliga hacer eso, pero. ¿Qué sucede si los forenses queriendo aplicar el protocolo de Minnesota no hicieron el cortado de uñas o decidieron arrancarle los lechos ungueales y dejar inclusive pueden a veces hasta fracturarlas los dedos y si esas uñas de las arrancaron de esa manera y no le explicaron a la familia?

“No se preocuparon en las parcelas, ni ponerle unas vendas. No le explicaron a la familia que en la técnica de Rokitansky en extracción del bloque uno hace extracción de la lengua desde el foramen ciego hasta el ano y se estudia paso a paso”, ahondó.

Dijo que mediante la autopsia buscan conocer los resultados toxicológicos, así como si en las manos del joven había residuos de pólvora y una serie de hallazgos periciales balísticos.

“Queremos integrar todas y cada una de las pruebas para que ustedes sepan que si hay un policía que también en ese mismo hecho sufrió un impacto de bala, que gracias a Dios teniendo su chaleco, no permitió que esta persona no falleciera”, explicó.

La doctora Villanueva recriminó que en Honduras la prueba científica no tenga las garantías que la sociedad demanda.

“Es fácil demostrar si aquí ocurrió o no un enfrentamiento”, enfatizó.

Negó que lo acontecido al joven Wilson Pérez sea una ejecución extrajudicial como se ha dicho a través de los medios de comunicación, “yo lo que pido es que esperemos los dictámenes de balística. Si hay algo que tiene objetividad es la prueba científica y eso permite que otros peritos la puedan verificar, apostémale a la verdad”.

Felicitó al jefe de la Policía, Gustavo Sánchez, por suspender a los agentes involucrados en el suceso que terminó con la vida del joven barrista.

La funcionaria pidió a la prensa que esperen los resultados. “Todas las pruebas científicas, forenses y de investigación se ventilan ante la autoridad competente, en los juicios, en los momentos y los sitios precisos”, agregó.

La viceministra Villanueva aclaró que una simple hoja sobre la muerte de una persona no detalla aspectos íntimos ocurridos y que solo pueden ser verificados mediante una autopsia.

Wilson Pérez fue abatido en un supuesto cruce de disparos con la Policía, luego que era intensamente buscado por golpear a una agente del cuerpo del orden. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img