¡Extra, extra!, “canillitas” en riesgo

Tegucigalpa – El icónico grito de ¡extra, extra! pronunciado por los repartidores de periódicos o “canillitas”, como se les conoce en Honduras, se ahoga al paso del confinamiento. Por más de 85 días sus veces ofreciendo los titulares de las noticias ya no se escuchan en las calles de las ciudades hondureñas.

– El principal desafío que enfrentan los “canillitas” en medio de la pandemia es el transporte, ya que el mismo no está en circulación y deben caminar largas distancias para desplazarse.

– “Los canillitas” ganan un lempira con 60 centavos por cada periódico que venden

– Demandan un bono para enfrentar y subsistir durante la pandemia.

Canillitas PD8Vacíos lucen los estantes de periódicos
en el centro de Tegucigalpa.
La pandemia ha repercutido en la distribución de las ediciones impresas de los rotativos que han buscado como salvaguardar del COVID-19 a la cadena de distribución, en medio de tácticas que les confinan de la rutina, pero que no les menguan su actividad informativa trasladada a versiones digitales en línea y en formatos PDF, gratuitos.

Mientras el delicioso sonido, propio de despegar las páginas de un periódico sin leer, se ausenta de las sensaciones placenteras de quienes disfrutan la lectura en papel, las voces de los “canillitas” también se alejan de la bulla callejera en la que cada mañana, por tantas décadas, han resonado adelantando detalles de buenas y malas noticias.

Aunque ya en el siglo XXI los “canillitas” han disminuido su presencia por la irrupción de los medios digitales, lo cierto es que un buen diario, con temas diferenciados y calidad informativa, siempre será agradable especialmente para los lectores baby boomer y aun para los más jóvenes que sienten predilección por el papel, si este lleva un gran contenido.

Pero hoy la pandemia se une a esos riesgos que amenazan el trabajo de los repartidores y vendedores de periódicos. Esa realidad en cifras representa que en la actualidad Juan Manuel Arévalo, un vendedor de periódicos desde hace 52 años, actualmente, en uno de sus mejores días de venta, llega a percibir, con suerte, hasta 150 lempiras de ganancia.

A causa de la pandemia, Juan Manuel es uno de la treintena de vendedores que prestan servicio durante la emergencia nacional en Tegucigalpa, la capital.

“El que no corría, no vendía”

También las modalidades de distribución de los diarios son otra agravante en el panorama de los “canillitas” que también han mutado a la entrega de los diarios a domicilio.

“Todos los canillitas económicamente andamos mal”, dijo al tiempo que valoró que el COVID es una amenaza global que tienen a los países de rodillas.

Los canillitas que durante el confinamiento trabajan se distribuyen en los lugares de mayor tránsito en la capital hondureña como en el Paseo Liquidámbar en el Parque Central y en los principales bulevares.

Las ventas de los diarios para un vendedor actualmente andan por los 110 ejemplares diarios, ante el millar de periódicos que se colocaban en los mejores momentos de los medios escritos.

“Tenemos que adaptarnos”

Desde la era digital hasta la pandemia, -acotó- que tienen que adaptarse para poder sobrevivir y llevar recursos a sus hogares, en su caso, de él dependen siete hijos.

La nueva realidad les obliga adaptarse en todos los aspectos de su vida. “El país tiene que trabajar”, dijo.

Canillitas PD9Pocos clientes llegan a comprar diarios en estos momentos de pandemia.“La parte digital nos ha venido a quitar un poco de clientes, pero si se vuelve a reactivar la económica en el pueblo, puede que exista mejoría para los canillitas”, externó con la esperanza de que todo vuelva a ser normal.

“Nunca esperábamos una pandemia, han venido otras enfermedades, pero nunca una como esta que vino a tocar toda la economía del mundo”, zanjó.

Mayoría de canillitas son de la tercera edad

María Luisa Flores Fuentes María Luisa Flores Fuentes.Proceso Digital también conversó con María Luisa Flores Fuentes, presidenta de la Asociación Nacional de Canillitas de Honduras quien reveló que existen 130 vendedores asociados y que la mayoría son de la tercera edad.

“En la asociación somos 130 y casi todos somos de la tercera edad, actualmente solo estamos activos en las ventas unos 35 y la mayoría se están desplazando en barrios y colonias”, informó.

Precisó que, entre ellos hay quienes sufren de diabetes, hipertensión y otros padecimientos.

La venta de un diario deja a un canillita una utilidad de 1.70 de lempira expuso al decir que sus ventas en este momento son en promedio de 45 ejemplares por jornada.

Se reinventan

“Estamos a punto de desaparecer porque la gente no está para estar comprando un periódico, antes se meten a Internet”, sollozó Flores Fuentes.

Resumió, que ante la crisis han necesitado usar su creatividad y ampliar la gama de su oferta y que además de diarios ahora ofrecen artículos populares y también revistas.

Canillitas PD5Los canillitas se la juegan todos los días para ganarse la comida.Esa combinación de actividades les exige un cuidado especial, en las zonas que son compartidas con otros vendedores ambulantes, para no competir con ellos y ocasionar dificultades.

La lideresa de los “canillitas” destacó que nunca tienen problemas con los agentes de la Policía Municipal, tampoco son víctimas del delito de la extorsión como sucede con otro tipo de vendedores.

Un bono, clamor popular

Ambos entrevistados coincidieron que una forma de ayuda a este sector de la población sería el acceso a un bono económico y aceptaron que han recibido la bolsa solidaria que promueve el gobierno de República.

“Solicitamos al presidente de la República y a los medios de comunicación que nos apoyen económicamente porque estamos muy mal en estos momentos”, manifestó Juan Manuel Arévalo.

{gallery}imagenes/canillita:{/gallery}

De su parte, María Luisa Flores Fuentes declaró que “en este tiempo el gobierno nos ha dado la bolsa solidaria, pero en la asociación la mayoría somos de la tercera edad con problemas como diabetes, hipertensión y otros padecimientos y necesitan comprar medicina”.

Los “canillitas” forman parte del ejército de hondureños que día a día se ganan el pan y que ahora enfrentan situaciones difíciles. Sus voces anunciando las noticias languidecen y la necesidad de sustento está allí, a su lado…

Lo + Nuevo

22,643FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte