Tegucigalpa- El jefe de la Policía Preventiva de Honduras, Héctor Iván Mejía Velásquez, aseveró este sábado, que los extorsionadores han penetrado todos los grupos profesionales y hasta religiosos en el país.
 

En las últimas horas, fue detenido Dimas Arce Estrada, párroco de la iglesia Sagrado Corazón de Danlí, El Paraíso, oriente de Honduras, quien fue sorprendido en posesión de un carro con reporte de robo, por lo que las autoridades investigan el caso y determinar si el religioso hizo una compra de buena fe.

Asimismo, el lunes, una monja salvadoreña junto a su hermana fue detenida en el sur de Honduras, en posesión de 15 mil dólares (307 mil 500 lempiras), así como una cierta cantidad de colones salvadoreños.

En ese sentido, Mejía dijo que “la situación es así… criminales hay en todas las profesiones y hasta este momento, no he encontrado una profesión que haya logrado escapar de el hecho de no ser penetrada por alguna estructura criminal; no la he encontrado todavía, y si hay alguna pues le pido disculpas, pero que me aclare quién es porque no la he encontrado”.

“Logramos capturar profesionales universitarios, estudiantes universitarios… Tenemos que tener claridad que un título universitario no lo hace ser honrado”, señaló Mejía en el programa Seguridad al Día que se transmite por la radio capitalina HRN.

Detalló que en ciudades como Tegucigalpa y San Pedro Sula, se registra la mayor cantidad de casos, y “hasta el profesional más encopetado, en el fondo es una máscara, atrás tenemos un criminal de primera…”.

Manifestó que lo mismo pasa entre pastores evangélicos y religiosos católicos porque hay muchas personas congregadas, facilitando la infiltración en este tipo de grupos, no sólo para limpiar su mala imagen, sino para tratar de informarse sobre sus integrantes y la capacidad económica de los mismos.

“Demonios siempre vamos a tener al acecho, y por eso también las personas de Dios deben tener el cuidado suficiente”, sostuvo.

Recomendó a la población continuar con la cultura de la denuncia, y a quienes son víctimas de l extorsión mediante llamadas telefónicas, notas escritas y mensajes a sus celulares, los invitó a no tener miedo y llamar al 9574 1341 para exponer su problema a profesionales debidamente capacitados.

“Habrá sorpresas porque los cuerpos de inteligencia y unidades operativas, realizan actividades este fin de semana en todo el territorio hondureño, y lo mismo pasará la otra semana”, apuntó.