Exmilitar haitiano exiliado en Honduras descarta móvil político crimen hijo

Tegucigalpa- El exmilitar haitiano exiliado en Honduras Joseph Michel Francois descartó hoy que el reciente asesinato de su hijo haya sido por motivos políticos y dijo que espera volver algún día a su país.
 

«No hay nada que ver con eso», afirmó Francois a la radio HRN de Tegucigalpa con relación a si el crimen de su hijo Bernard Michel Francois, de 21 años, tuvo móviles políticos derivados de la situación que atraviesa Haití.

Al respecto desmintió versiones de prensa sobre que el joven, herido de bala, fue lanzado desde un vehículo en marcha frente a su negocio de electrodomésticos en la ciudad norteña de San Pedro Sula como un «mensaje» para él, el pasado día 4.

«No es cierto, fue en otra zona» que lo abandonaron, indicó Francois, y aseguró que su hijo fue víctima de delincuentes que intentaron robarle un teléfono móvil y le atacaron a tiros y golpes.

Francois, exjefe de la Policía de Puerto Príncipe, refirió que una patrulla trasladó al joven a un hospital «porque estaba con vida todavía cuando lo llevaron» y dijo confiar en que la investigación del crimen «va a dar resultado».

El hijo del exmilitar haitiano estudiaba Derecho en la estatal Universidad Nacional Autónoma de Honduras en San Pedro Sula y según Francois tenía seis años de edad cuando la familia llegó a este país en 1996.

Con relación a su eventual regreso a Haití, «si es la voluntad de Dios vamos a volver un día, pero no nos apresuramos», apuntó Francois.

Recordó que, «después de la catástrofe que hubo» por el terremoto del 12 de enero de 2010, en Haití se celebraron elecciones «y va a haber una segunda vuelta».

«Pienso que las cosas se están estabilizando para ver cómo puede empezar ya la reposición del país», manifestó.

Francois llegó a San Pedro Sula el 22 de abril de 1996, cuando fue expulsado de la República Dominicana por su presunta implicación en una conjura contra el entonces presidente haitiano, René Préval.

La Corte Suprema de Justicia de Honduras rechazó en 1997 y 1998 sendas peticiones de extradición contra Francois, la primera presentada por Estados Unidos por una acusación de narcotráfico ante una corte de Miami, y la segunda por el Gobierno de Préval, por una matanza de civiles en 1994.

El exjefe policial de Puerto Príncipe fue uno de los militares, encabezados por el general Raoul Cedrás, hoy asilado en Panamá, que derrocaron en 1991 al entonces presidente haitiano Jean Bertrand Aristide.

Lo + Nuevo

22,255FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte