Tegucigalpa – El ex canciller hondureño, Guillermo Pérez Cadalso, recomendó este martes al gobierno explicar a los países amigos las acciones que ha tomado para contrarrestar la situación de violencia que actualmente se vive en el territorio nacional.
 

Pérez Cadalso salió al paso del nuevo anuncio del Gobierno de EEUU al emitir una alerta de viaje a Honduras para sus ciudadanos por los niveles de violencia y delincuencia “críticamente altos”, y recordó que este país tiene la tasa de homicidios “más alta del mundo”.

“Es preocupante, pero al mismo tiempo nosotros como hondureños sabemos que mucho de lo que está aconteciendo es cierto, no basta con leer los periódicos o oír la radio, ver la televisión para que nos demos cuenta de la escalada de violencia que actualmente sufre nuestro país, a raíz del cual no es nuevo que varios países, no sólo Estados Unidos, sino que otros países desarrollados han lanzado esas alertas a sus ciudadanos para que no visiten Honduras”, comentó.

«No se puede tratar de tapar el sol con un dedo, pero sí se puede decir la verdad en cuanto a lo que se está haciendo para contrarrestar la situación negativa, que en la última década se ha incrementado», señaló.

Explicó que la inseguridad es una realidad que existe, que cada día vemos en el país y que ahuyenta a los turistas.

Calificó como una «obligación ética, moral y a la vez patriótica» de los diplomáticos hondureños en el extranjero para que se acerquen a los gobiernos amigos y expliquen las acciones que se han emprendido para detener al crimen organizado en este país centroamericano.

Agregó que en apoyo al esfuerzo nacional, Estados Unidos también ha destinado recursos a través de la Iniciativa de Seguridad de la Región Centroamericana (Carsi, por sus siglas en inglés) para luchar contra el crimen organizado en la región.

«Nuestros diplomáticos deben de realizar esfuerzos y no sólo en Estados Unidos, sino en aquellos países que traen inversión y turismo, porque alarma a cualquiera la situación que se vive en el país», reiteró.

Manifestó que esto también es una responsabilidad de todos los hondureños, especialmente quienes viven en otros países, porque «muchas veces nos encargamos de demeritar al país».

“Necesitamos poner las cosas en perspectiva positiva, si se quiere, en el sentido que así como se está produciendo esos índices lastimosos de violencia también se están haciendo esfuerzos por tratar de contrarrestarlos, es decir, hay toda una estrategia en materia de seguridad, tratando de coordinar todas las actividades de los órganos del Estado encargados de la seguridad, se está discutiendo y debatiendo ya el problema de la investigación como un punto crítico en materia de seguridad”, apuntó.

Resaltó que el propio gobierno y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) están tratando diligentemente por cambiar esos índices de criminalidad en la región.