spot_imgspot_img

Eta e Iota dejan gama de peligrosas enfermedades en Honduras

Tegucigalpa – El paso de los fenómenos naturales Eta e Iota no solo dejaron inundaciones, destrucción y muertes en Honduras, también han fomentado una poderosa gama de enfermedades que ya se desarrollan y cuyos efectos serán más visibles que en la  medida que las aguas de los ríos lleguen a sus cauces y las personas vuelvan a sus hogares, sin descartar el incremento en casos de COVID-19  y de dengue, las dos más potentes que se han ensañado este 2020 con la población.

– Infecciones respiratorias, leptospirosis y lesiones dermatológicas entre las enfermedades que surgen tras el paso de Eta e Iota.

– Salud investiga dos casos de leptospirosis en la zona norte.

– Alerta por casos de dengue ante afectación de Eta e Iota, señala el coordinador de vigilancia de la Salud.

Tras el paso de la depresión tropical Eta y la tormenta tropical Iota y a medida que las aguas vuelven a su cauce se pueden observar los escombros, el agua estancada y el lodo, donde cientos de personas caminan intentando retornar a sus viviendas o lo poco que quedó de ellas ya que en algunos casos el agua las destruyó en su totalidad.

Esa situación, al igual que la aglomeración de personas en los albergues, preocupan a las autoridades sanitarias del país. Los casos de COVID-19 ya que se presenta una positividad que deja entrever un futuro sombrío.

Asimismo, el agua estancada provocará el incremento de casos de dengue principalmente en los departamentos con mayor afectación a causa de ambos fenómenos.

Los albergues carecen de condiciones sanitarias.

El pasado fin de semana, la embajada de Estados Unidos solicitó poner atención para prevenir enfermedades debido a la alta concentración de personas en albergues luego de las tormentas tropicales Eta e Iota.

“Con casi 330,000 personas en los refugios por los huracanes #Iota y #Eta prevenir la propagación de enfermedades es fundamental. @GOAL_Honduras socio de @Tu dijiste está llevando a cabo sesiones de concientización sobre higiene y # COVID19 para niños y adultos en albergues en Honduras”, publicó la representación diplomática en un corto pero reflexivo mensaje en Twitter.

Foco de enfermedades

El coordinador Nacional de Vigilancia de la Secretaría de Salud, Homer Mejía conversó con Proceso Digital sobre las enfermedades que se estarían desarrollando en las próximas semanas en el país, y las medidas que ha adoptado la Sesal tras el paso de Eta e Iota.

El funcionario detalló que tras el paso de los fenómenos naturales el país está propenso al desarrollo de cuadros de infecciones respiratorias altas como la gripe, influenza y amigdalitis.

Asimismo, dijo que cuadros de infecciones respiratorias como neumonía, asma, bronquitis crónica, son palpables.

Leptospirosis

Señaló que una de las enfermedades que se encuentra en vigilancia porque es común que se desarrolle en las actuales circunstancias, es la leptospirosis, porque las personas se introducen al agua sucia sin ninguna protección en sus pies para llegar a sus hogares y las ratas se han orinado y dejado sus heces y eso provoca que dicha enfermedad se desarrolle.

Agregó que la enfermedad tiene mucha similitud con la del dengue y la influenza, pero su característica principal es el dolor en los miembros superiores y en las pantorrillas.

Decenas de madres con sus hijos permanecen en albergues.

La leptospirosis puede provocar daños en el riñón, hígado y la persona con el tiempo puede fallecer si no toman el antibiótico necesario para atacar la bacteria, manifestó.

Ante este tema, la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, dijo a Proceso Digital que se investigan dos casos de leptospirosis en la zona norte del país.

Sostuvo que en las próximas semanas se dará un reporte sobre los mismos, al igual que enfermedades como la malaria que podrían incrementarse en un mayor número de lo pronosticado.

La ministra Alba Consuelo Flores.

Del mismo modo, dijo que se reportan problemas respiratorios que tras el paso de la lluvia afectan tanto a niños como a adultos mayores.

Alergias

Igualmente, la funcionaria dijo que se pueden desarrollar lesiones dermatológicas (alergias), lesiones micóticas provocadas por hongos y cuadros parasitarios.

Aseguró que estas enfermedades pueden ser las más frecuentes que se detectarán entre la población afectada por los fenómenos naturales.

COVID-19

Flores, dijo que se distribuyen pruebas de antígenos, para detectar COVID-19 en los albergues, ya que, según los últimos reportes, existe un 33 por ciento de positividad en personas en esas zonas.

En ese sentido, sostuvo que se han desplazado equipos para realizar una evaluación clínica y las pruebas para identificar a los pacientes asintomáticos y los que presentan síntomas.

Agregó que dichos pacientes son atendidos y se procede a un aislamiento para evitar la propagación.

La funcionaria advirtió que todas las enfermedades emergentes están propensas a dispararse siempre que hay un fenómeno natural a raíz del estancamiento de agua que queda en los lugares afectados.

Mayor vigilancia en zonas afectadas

El coordinador Nacional de Vigilancia de la Salud, Homer Mejía sostuvo que las autoridades sanitarias mantienen mayor vigilancia en las zonas más afectadas por ambos fenómenos naturales.

Explicó que cuatro días antes de que la depresión Eta tocará territorio hondureño, las autoridades sanitarias se reunieron de emergencia para solicitar a las direcciones departamentales el listado de medicamentos que necesitaban para poderlos abastecer con tiempo.

Las zonas inundadas son focos de contaminación.

En ese sentido, sostuvo que los hospitales fueron dotados de medicamentos para atender las enfermedades antes descritas, como parte del plan estratégico adoptado por la Sesal.

Asimismo, dijo que se hicieron kit con varios medicamentos para ser distribuidos en los diferentes albergues donde un médico de la Secretaría de Salud está evaluando a las personas que son trasladadas a los mismos tanto con la depresión tropical Eta como con Iota.

Dengue

Homer Mejía.

Mejía, indicó que los departamentos de Colón, Cortés, Intibucá, La Paz, Lempira, Santa Bárbara, Ocotepeque y Olancho se encuentran bajo alerta por la alta incidencia de casos de dengue, “lamentablemente fueron golpeados por el paso de la tormenta tropical Eta y después por Iota”.

Aseguró que, ante esta situación, los equipos de respuesta rápida trabajan en los albergues habilitados en estas zonas, se han realizado limpiezas, destrucción de criaderos y fumigación para evitar más casos de dengue.

El galeno pidió a la población que retorna a sus hogares eliminar cualquier recipiente que pueda servir de criadero de zancudos.

Recordó que los departamentos de Islas de la Bahía, Francisco Morazán y El Paraíso se encuentran en epidemia de dengue por lo que se mantiene constante vigilancia en los mismos. (IR)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,168SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img