spot_imgspot_img

Estudiantes hondureños en Cuba celebran llegada de garífunas a Honduras

La Habana – Estudiantes de la Escuela Latinoamericana de Medicina (Elam), pertenecientes a la etnia garífuna de Honduras, conmemoraron la víspera, el 215 aniversario de la llegada de sus antepasados a la nación centroamericana, en una gala político-cultural auspiciada por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).
 

Kenia Serrano, presidenta del ICAP, dijo que el pueblo garífuna constituye un ejemplo de 2 siglos de resistencia cultural y agregó que como en el pasado, aún se enfrentan a los que amenazan con quitarles sus tierras y extinguir su identidad.

“El hospital enclavado en la comunidad garífuna de Iriona (Caribe de Honduras), que brinda servicios gratuitos a sus habitantes y donde médicos cubanos junto a sus colegas hondureños comparten la hermosa tarea de salvar vidas, es muestra de lo que podemos hacer si aunamos nuestras voluntades en tan nobles objetivos.”, expresó la titular del ICAP.

La funcionaria felicitó a los jóvenes de esa comunidad que recientemente recibieron su título de doctor en medicina por la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos y aseguró que los nuevos galenos “llevarán por siempre en sus corazones a la Cuba revolucionaria que los formó”.

Por su parte, el doctor, Juan Carrizo Estévez, rector de la Elam, señaló que decenas de garífunas se han graduado de medicina en la institución que dirige, parte de los cuales son los protagonistas de la apertura del hospital para su pueblo, tarea que no pocos creyeron irrealizable.

Carrizo, recordó que el artífice de una escuela cubana que formara médicos para el tercer mundo, fue el líder de la revolución Fidel Castro y agregó que las transformaciones que en materia de salud experimenta el continente, se deben, en parte, a la iniciativa de varios egresados de la Elam.

Por su lado, Dexter Rose, embajador de San Vicente y las Granadinas, reseñó el devenir histórico de los garífunas, desde su llegada a ese archipiélago del Caribe oriental, su mezcla con la población aborigen originaria y el consecuente nacimiento de una nueva cultura.

Rose resaltó la lucha que ese pueblo libró contra las pretensiones esclavistas de los colonialistas ingleses y su forzoso traslado a la isla de Roatán, frente a las costas de Honduras.

De su parte, el doctor Luther Castillo, director del primer hospital garífuna, ponderó el legado cultural y de lucha de su pueblo y agradeció al ex presidente Fidel Castro haber iniciado el proyecto de la Elam sin el que no hubiese sido posible llevar la medicina a los lugares menos favorecidos.

La celebración en la que tomó parte Miriam Mirando Chamorro, presidenta de la Organización Fraternal Negra de Honduras, fue expresión de la riqueza ancestral del pueblo garífuna y la multiculturalidad presente en la Elam.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,495FansMe gusta
39,447SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img