spot_imgspot_img

España se compromete ante Abás por «un Israel seguro y una Palestina viable»

Madrid – España ejercerá «toda su influencia» en Oriente Medio, los países árabes e Israel para lograr una solución de dos Estados, por la vía de la negociación, que culmine en «un Israel seguro y una Palestina viable».
 

Así lo destacó el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en rueda de prensa tras entrevistarse con su homólogo palestino, Riyad al Maliki, y minutos antes de ofrecer una cena en la sede de su departamento al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

Abás y su ministro de Exteriores llegaron hoy a Madrid, dentro de una gira por diversos países europeos, entre ellos Portugal e Italia, para agradecer personalmente su apoyo en la votación para que Palestina obtuviese la condición de Estado observador no miembro de Naciones Unidas.

España fue uno de los 138 países que votaron a favor.

García-Margallo recordó que la política española en Oriente Medio «no ha variado ni va a variar» y aseguró que la paz entre israelíes y palestinos solo es posible por la vía de la negociación.

El jefe de la diplomacia española dijo que Palestina tiene a «un amigo» en el Gobierno de Mariano Rajoy y que cuenta con el apoyo del pueblo español.

Asimismo, expresó su preocupación y condena por la congelación de fondos de Israel a Palestina y la construcción de nuevos asentamientos en Cisjordania y Jerusalén.

El ministro palestino declaró que ambos temas, especialmente la amenaza de la construcción de asentamientos en Jerusalén Este, constituyen una «línea roja» que no va a aceptar la ANP.

Al Maliki, tras calificar como «muy importante» el apoyo español, señaló que Palestina esperará a la formación de un nuevo gobierno en Israel, país que celebra elecciones el 22 de enero de 2013, para retomar unas negociaciones en las que «no pondrá condiciones».

Avanzó que confía en que la Unión Europea tome la iniciativa para reanudar las conversaciones con el futuro gobierno israelí y señaló que, mientras tanto, la ANP (que gobierna Cisjordania) no tomará ninguna decisión sobre acudir a la Corte Penal Internacional (CPI) ni solicitar ser miembros en ninguna organización de Naciones Unidas.

La votación en la Asamblea de Naciones Unidas, el pasado 29 de noviembre, otorgó a Palestina el estatus de Estado observador no miembro de la ONU, lo que le abrió la puerta a poder solicitar el ingreso en organizaciones y tribunales internacionales, incluida la CPI, con sede en La Haya.

Tras manifestar que «2013 será el año de la paz en Oriente Medio», Al Maliki confió en que el nuevo gobierno de Israel muestre interés en incorporarse a los esfuerzos e iniciativas de paz que plantee la UE para un nuevo proceso de paz que ponga fin al conflicto.

Previamente a este encuentro en la sede de Exteriores, Rajoy se reunió con Abás en el Palacio de la Moncloa (sede gubernamental), y apeló a la «responsabilidad y moderación de los líderes palestinos e israelíes» para no obstaculizar el camino de la paz.

Abás y Rajoy coincidieron en la «urgente necesidad» de reiniciar las conversaciones con los israelíes, «única vía para alcanzar la paz a través de la solución de los dos Estados».

El dirigente palestino también se entrevistó con el líder del principal partido de la oposición, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, quien le reiteró el respaldo de su formación a «las justas aspiraciones del pueblo palestino a su autodeterminación».


Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,615SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img