spot_img

Escasez de fertilizantes pone a Nepal al borde de una crisis alimentaria

Por:

Compartir esta noticia:

Katmandú – Nepal se sumerge en una crisis alimentaria provocada por la dramática subida de precios y la escasez global de fertilizantes, un producto del que Rusia y Ucrania son grandes exportadores, lo que pone en riesgo de incalculables pérdidas a los agricultores del país del Himalaya.

«No hay fertilizante. He hecho varias rondas durante semanas en un depósito que vende fertilizantes químicos a precios subsidiados. El depósito está vacío. Si no se proporciona fertilizante a tiempo, no podré trasplantar arroz. Me preocupa perder producción este año”, dijo este martes a Efe Gajendra Bhattarai, un agricultor del este de Nepal.

La llegada temprana de las precipitaciones de monzón, que cayeron una semana antes a los campos en los que cultiva Bhattarai, permitió a decenas de miles de agricultores nepalíes comenzar el trasplante de arroz antes de lo previsto.

En el país asiático, el arroz se trasplanta a principios de junio y hasta mediados de agosto dependiendo de las lluvias, explicó.

Los agricultores de este país, que importa fertilizantes químicos por valor de casi 180 millones de dólares anuales y que depende de la importación de estos productos, necesitan de la subvención del Gobierno para su adquisición.

SIN SUMINISTROS

Según el Departamento de Agricultura, el arroz proporciona alrededor del 40 % de la ingesta calórica de los alimentos y aporta el 7 % del PIB, por lo que el cultivo local es clave.

Pero, «como la mayoría de las licitaciones se cancelaron debido al factor costo, tras la invasión de Rusia a Ucrania, los contratistas globales no pudieron suministrar los nutrientes vitales de la agricultura», dijo a Efe Pankaj Joshi, subdirector general de Salt Trading Corporation, una empresa estatal que vende fertilizantes subsidiados.

La demanda anual de fertilizantes químicos del país es de 600.000 toneladas, de las cuales 200.000 toneladas son requeridas durante la temporada de siembra de arroz, que dura tres meses.

“No podemos suministrar el fertilizante según la demanda de los agricultores… La guerra ruso-ucraniana ha multiplicado por cuatro los precios de los fertilizantes químicos”, admitió.

Nepal solía comprar urea a 390 dólares por tonelada en el mercado global hasta el año pasado, que ahora cuesta 1.025 dólares por tonelada.

De manera similar, el precio del fosfato diamónico (DAP) se fijó en 375 dólares por tonelada el año pasado, y actualmente tiene un coste 1.125 dólares por tonelada, de acuerdo con Joshi.

El Parlamento de Nepal pidió ayer al Gobierno que suministre fertilizantes químicos a los agricultores por cualquier medio, después de que la oposición presentara una moción de emergencia de trascendencia pública exigiendo que el Parlamento se tome en serio el problema.

LA CRISIS SE AVECINA

“Muchos agricultores están cruzando la frontera para contrabandear fertilizantes desde la India. Los almacenes del Gobierno estaban vacíos antes del período de trasplante de arroz”, dijo a la Cámara la legisladora Ganga Chaudhary.

“Si el fertilizante químico no se suministra a tiempo, habrá un desastre”, alertó.

El portavoz del Ministerio de Desarrollo Agrícola y Ganadero, Prakash Kumar Sanjel, dijo hoy a Efe que Nepal firmó recientemente un acuerdo con el Gobierno de la India para que este último suministre fertilizantes químicos a Nepal.

“El Gobierno indio nos ha asegurado que recibiremos 90.000 toneladas de fertilizante para mitigar la crisis inmediata”, un cargamento que podría comenzar a llegar a mediados de julio, dijo el portavoz.

Según un informe de la Conferencia de la ONU para el Comercio y Desarrollo, los costos más altos de la energía, las restricciones comerciales y la pérdida del suministro de fertilizantes de Rusia y Bielorrusia han llevado a que los precios de los fertilizantes aumenten incluso más rápido que los precios de los alimentos.

“Si la guerra continúa y los altos precios de los cereales y los fertilizantes persisten hasta la próxima temporada de siembra, la disponibilidad de alimentos se reducirá en el peor momento posible, y la actual crisis del maíz, el trigo y el aceite vegetal podría extenderse a otros alimentos básicos y afectar a miles de millones», advirtió.

De acuerdo con la FAO, Rusia y Ucrania figuran entre los tres principales exportadores mundiales de trigo, maíz, semillas de girasol y aceite de girasol, mientras que Rusia también se situó como el principal exportador mundial de fertilizantes nitrogenados y el segundo principal proveedor de fertilizantes potásicos y fosforados. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img