En mitin de Libre lanzan a Xiomara Castro mientras dirigencia se divide

Tegucigalpa – El lanzamiento de Xiomara Castro como precandidata presidencia de Libertad y Refundación (Libre), durante un mitin político realizado el sábado frente al edificio vacío del Tribunal Supremo Electoral (TSE), no logró el efecto esperado por el oficialismo de esa izquierdista organización, que buscaba consolidar la unidad partidaria.

–  El lanzamiento contó con una modesta asistencia popular y ese hecho fue puesto en evidencia por opositores internos

El evento donde se lanzó la candidatura de la exprimera dama, se destacó por la presencia de Patricia Rodas Baca, estratega central de Manuel Zelaya.

Así lo hacen sentir líderes disidentes de Libre que muestran su descontento con la decisión de impulsar la candidatura de Castro, sin considerar a todos los movimientos y dirigentes partidarios.

Mitin Partido Libre

Y es que el divisionismo y las heridas que se han abierto en los últimos meses al interior de Libre, no parecen haberse superado tal como se colige en la no asistencia al acto de varios líderes de esa organización política, quienes en el proceso se habían consolidado como figuras emblemáticas de ese novel partido.

Notorias ausencias

En ese sentido, en la movilización y mitin político convocado por las máximas autoridades de Libre, fue notoria la ausencia de líderes como los diputados Rasel Tomé y Esdras Amado López, quienes han sido abanderados en el proselitismo de esa institución política y otrora defensores del exmandatario Manuel Zelaya.

Asimismo, la manifestación no contó con el desbordante apoyo popular anunciado por la dirigencia oficialista de Libre.

En el evento proselitista fueron evidentes los reclamos de altos directivos por la poca afluencia de simpatizantes.

Debe haber elecciones primarias

Sobre el acto realizado por la dirigencia oficialista de Libre, el diputado y aspirante presidencial por el Movimiento Renovación del Partido (MRP), Rasel Tomé, argumentó que inicialmente se había convocado para un acto de protesta para pedir que se pare la reelección, se establezcan las condiciones para una nueva Ley Electoral y para la reapertura del canal Globo TV.

Sin embargo, – dijo Tomé -, después el acto, la dirigencia oficialista de Libre, lo convirtió en el lanzamiento de Xiomara Castro. “Entonces esa situación, nos hicieron echarnos al pico a la gente y entonces nos impidió ir a un lanzamiento que cuando se realizó en Santa Bárbara en las elecciones pasadas, colapsó la ciudad y ahora todo es diferente, vea usted lo que va a suceder cuando no hay respeto a los diferentes liderazgos”, arguyó.

A pesar del lanzamiento de la candidatura de Castro y que dirigentes de Libre como Rafael Alegría, afirman que siete de los nueve movimientos internos del partido están apoyando la aspiración de la ex primera dama, Tomé afirmó que habrá elecciones primarias en esa institución política en marzo del próximo año, una vez que el TSE haga la convocatoria oficial en los próximos días.

“Nosotros nos vamos a inscribir en el tribunal, la Ley Electoral es la que ordena y el interés de Mel Zelaya no es el relevante en el debate político, el TSE el 11 de septiembre convoca, en noviembre nos inscribimos y en marzo vamos a elecciones primarias”, aseveró Tomé.

Indicó que la intención de Zelaya de reelegirse como presidente de Honduras ha sido derrotada y ahora está impulsando el movimiento oficialista de la candidatura de Xiomara Castro, pero tendrá que ir a elecciones primarias.

Tomé admitió el divisionismo que existe al interior de Libre, pero considera que hay que ir a elecciones primarias donde el pueblo dirá quién será el candidato presidencial de esa organización política.

División es normal

Sobre el divisionismo en Libre, el sociólogo y analista político Julio Navarro, considera que ese fraccionamiento es normal en cualquier partido político porque siempre hay aspiraciones políticas que, a su juicio, en algunos casos no tienen sentido.

Citó el caso del diputado Rasel Tomé, quien, – para Navarro, – pone en riesgo su diputación aspirando a ser candidato presidencial.  “Sin duda que la pone en peligro porque ninguno de los que se han postulado como precandidatos al interior de Libre tienen la capacidad electoral para ganarle a Xiomara Castro” dijo Navarro.

Argumentó que Xiomara con el voto duro de Libre, que pueden ser entre 300 mil y 350 mil electores, tiene suficiente para poder ganarles a los otros contrincantes.

Considera que quienes mantienen sus liderazgos buscan negociar para que Manuel Zelaya no siga teniendo poderes omnímodos en Libre puntualizó Navarro.

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img