spot_imgspot_img

En la cuna de la revolución tecnológica, Medvédev se apunta a Twitter

Washington – El presidente ruso, Dmitri Medvédev, en su segundo día de una visita a California y el valle del Silicio, la cuna de la revolución tecnológica, quiso tomar ejemplo y abrió hoy una cuenta en la página Twitter.
 

Medvédev, que siempre ha presumido de ser amante de la tecnología, demostró ser un adepto usuario de esta herramienta de comunicación y apenas cinco horas después de abrirse la cuenta ya había enviado diez mensajes que contenían fotografías, meditaciones o comentarios triviales.

«El mayor activo del Valle del Silicio es la comunicación. La gente comenta su trabajo, no tonterías. A Rusia le beneficiaría este tipo de ambiente», afirmó en uno de sus mensajes el presidente ruso.

Uno de los objetivos de la visita de Medvédev de costa a costa a Estados Unidos, como hiciera su predecesor Nikita Kruschev en 1959, es incentivar la cooperación tecnológica entre los dos países.

Hoy, el presidente ruso visitó la sede de varias empresas de tecnología, como Apple, Yandex, Cisco y la propia Twitter.

Asimismo, se reunió con rusos que trabajan en el Valle y se desplazó a la Universidad de Stanford.

Medvédev continuará mañana su visita a Estados Unidos ya en Washington, donde se reunirá con el presidente Barack Obama en su séptimo encuentro bilateral.

Con esta reunión, la Casa Blanca quiere demostrar la excelencia de las relaciones después de que, tras su llegada al poder, Obama expresara su voluntad de lograr «un nuevo comienzo» en esos lazos después de un periodo de frialdad durante el mandato de George W Bush.

Según el director de Comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, Obama ve a Medvédev como «un interlocutor extraordinariamente capaz y fiable» que ha «demostrado una y otra vez que cumple lo que promete».

Durante el mandato de Obama, Rusia y EE.UU. han firmado un nuevo acuerdo de desarme nuclear START, han dado un nuevo impulso a un acuerdo de cooperación nuclear civil y han promovido una resolución en la ONU de nuevas sanciones a Irán.

El director del Consejo de Seguridad Nacional para Rusia y Asia Central, Michael McFaul, señaló que EE.UU. y Rusia «intentan abandonar la mentalidad de que si uno logra algo beneficioso necesariamente es en perjuicio del otro».

Así, ambos presidentes abordarán la situación en Kirguizistán, donde Rusia ha declinado la petición del Gobierno provisional de enviar tropas.

Según McFaul, donde los dos países sufrieron roces en sus relaciones debido a la base militar estadounidense de Manas, ahora harán hincapié en la cooperación humanitaria en esa nación centroasiática.

Abordarán también lo que representa uno de los grandes escollos en la relación bilateral, la defensa antimisiles. EE.UU. abandonó el año pasado los planes de la Administración Bush para construir un escudo en Europa del Este, que ha sustituido por un proyecto que considera más flexible.

Pero los dos presidentes harán hincapié, sobre todo, en los lazos económicos.

Así, tras su encuentro y una breve rueda de prensa, los dos presidentes tienen previsto cruzar la Avenida de Pensilvania para reunirse con empresarios estadounidenses y rusos en la Cámara de Comercio de EE.UU..

El encuentro entre ambos presidentes se produce un día antes de que comience en Canadá las cumbres del G8 y del G20, que agruparán a las principales economías mundiales.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,139FansMe gusta
37,965SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img