spot_imgspot_img

En enero iniciará en Honduras la oficina de Naciones Unidas para apoyar seguridad y transparencia

Tegucigalpa – En las primeras semanas de enero del próximo año se instalará en Honduras la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), con el objetivo de tener en el país una representatividad de este organismo que brinde cooperación técnica para fortalecer los esfuerzos en materia de seguridad y transparencia, así como la prevención y reducción de ambos problemas, acordaron hoy a través de una reunión virtual autoridades del Gobierno y de las Naciones Unidas.

En la reunión participaron el subsecretario de Relaciones Exteriores, Isaías Barahona; el embajador de Honduras en Estados Unidos, Luis Suazo; la ministra de Transparencia, María Andrea Matamoros, y la directora adjunta de la División de Operaciones de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) de la Sede de Viena Contra la Droga y el Delito Candice Welsch.

Matamoros dijo que “en la reunión se afinaron los detalles para la instalación de la oficina permanente de UNODC en Tegucigalpa en enero, a solicitud del Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández”.

“Realmente este es un logro anhelado para el Gobierno de Honduras y la sociedad hondureña, que vendrá a fortalecer las acciones emprendidas por diversas instituciones en la prevención de la inseguridad y la corrupción”, afirmó la secretaria de Transparencia.

“Firmamos un memorándum de entendimiento sumamente importante que ahora nos permite elaborar un Plan de Acción, ya con ejes y objetivos muy puntuales”, explicó.

Entre los ejes de trabajo de la oficina de UNODC están “lucha contra la delincuencia organizada y transnacional, un enfoque integral y equilibrado para enfrentar el problema mundial de las drogas, lucha contra la corrupción, justicia, investigación, análisis de tendencias y técnicas forenses”.

“La visión que se tiene con UNODC es lograr resultados e impactos tangibles en el fortalecimiento de Honduras en los ámbitos de seguridad y transparencia en corto, medio y largo plazo, así como lograr el desarrollo de la Agenda 2030 para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS.16”, sostuvo la secretaria de Transparencia.

La funcionaria dejó de manifiesto la voluntad política que el Gobierno tiene de fortalecer la institucionalidad.

“Entre los objetivos generales de este Plan de Acción están prevenir la corrupción, promover la cultura de transparencia, la integridad, la rendición de cuentas y la debida gestión de los asuntos y bienes públicos, con instituciones efectivas, responsables y transparentes”, explicó.

Detalló que el convenio de Plan de Acción tiene un alcance bastante amplio en asistencia técnica, no solo para el Poder Ejecutivo, pues también incluye al Ministerio Público (MP), al Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Tribunal Superior de Cuentas (TSC).

“El Plan de Acción dará asistencia técnica a cada una de estas instancias, ya que los delegados de la Oficina Contra la Droga y el Delito nos estarán acompañando en todos los esfuerzos que hacemos en materia de transparencia y prevención de la corrupción”, indicó.

Transparencia y corrupción

El subsecretario de Relaciones Exteriores, José Isaías Barahona, informó que en la reunión se habló “del compromiso de Honduras para la apertura de la oficina de UNODC aquí en Tegucigalpa”.

“La estrategia que vamos a poner en servicio tiene dos grandes componentes, uno que es el de seguridad, y transparencia anticorrupción”, anunció el subsecretario de Relaciones Exteriores.

Subrayó que “ambos son temas que se gestionan desde Naciones Unidas, porque estos dos temas son prioridades de Honduras; el tema de seguridad para mejorar las condiciones de seguridad del país”.

Barahona indicó que el objetivo de esta cooperación de UNODC servirá para “poder aspirar todavía a una reducción aún mucho más grande de la inseguridad y no solo la reducción sino que la promoción de la cultura de seguridad en el país, tratando de disminuir las causas, procurando que las comunidades vayan desarrollando capacidades de mejor convivencia”.

“En el componente de transparencia y lucha contra la corrupción su objetivo es también crear una cultura en Honduras de transparencia y del compromiso del combate a la corrupción, es un tema de amplio de espectro en el sentido que abarca todas las posibilidades de corrupción”, señaló.

En el tema de promoción de una cultura de transparencia la oficina de UNODC trabajará desde un corte transversal de la sociedad, manifestó Barahona, porque “abarca también todos los niveles en los que se puede cometer corrupción, que se puede cometer en el mismo Gobierno o en otras actividades de diversos sectores de la sociedad”.

“El punto es que UNODC es la parte de las Naciones Unidas que ha desarrollado estrategias en muchas partes del mundo, que tiene probadas las estrategias para ir creando esa institucionalidad que pueda promover esos dos componentes que hablamos”, apuntó. 

Amplió señalando que “UNODC viene a Honduras como el experto para generar planes estratégicos, rutas de acción para ya instalados producir ese cambio cultural y profundo tanto en materia de seguridad y prevención de la corrupción y la transparencia”.

“Entonces vamos a trabajar en conjunto con ellos al instalar la oficina de ellos aquí en Tegucigalpa” reiteró.

Recordó que el año pasado se firmó un memorándum de entendimiento que tiene los acuerdos; “lo que vimos hoy fue la hoja de ruta que implica que todavía tenemos hacer para poner a funcionar la oficina”.

Barahona aseguró que en la hoja de ruta el siguiente paso será que “Honduras está lista para contestarle a UNODC, a través de mecanismos formales, una carta para la instalación, que esperamos sea los primeros días de enero”.

Explicó que “de hecho lo que vamos a hacer es definir todas las acciones en línea, ya en la práctica están definidas, solo es lo que acordamos ahora que hacemos una carta, aprobamos la estrategia y abrimos la oficina y tenemos ya un presupuesto como Gobierno, que es un tercio de lo que es el presupuesto que se requiere de la operación UNODC, o sea, estamos listos para iniciar la operación de esa oficina en los primeros días de enero”.

El funcionamiento y labor de la oficina será  inmediato, aseguró el vicecanciller: “Una vez inicia a operar esa oficina va a poner en práctica el memorándum en metas en seguridad y transparencia y corrupción”.

Aseguró que parte de los trabajos será generar propuestas para fortalecer la institucionalidad; “ellos van a producir mecanismos, van a ayudar a fortalecer la institucionalidad hondureña para que sea capaz de generar los cambios”.

Barahona resaltó que la apertura de esta oficina es una iniciativa “del Gobierno de Honduras, del presidente Juan Orlando Hernández, que evidentemente conoce la necesidad de fortalecer la institucionalidad”.

La oficina de UNODC en Honduras

Según el vicecanciller, el 9 de diciembre de 2019 se firmó el Memorando de Entendimiento (MOU) entre el Gobierno de la República de Honduras y la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito. Se trata de un acuerdo que facilitará la cooperación de UNODC por un espacio de tiempo sin fecha de término, es decir hasta que los objetivos se hayan alcanzado.

Señaló que los objetivos de esta alianza son: Reforma de la justicia y la seguridad, abordando los desafíos y el impacto relacionado con las drogas ilícitas, el crimen organizado, la corrupción y en línea con el mandato de la UNODC y las prioridades nacionales del Gobierno de Honduras, de conformidad a la ley.

Con el MOU, se busca el establecimiento de la presencia de UNODC en Honduras, mediante la apertura de una Oficina del Programa de la UNODC, en respuesta al ofrecimiento del Gobierno de Honduras y sujeta a la disponibilidad de fondos para financiar al recurso humano y las operaciones.

Destacó que el presidente Juan Orlando Hernández, consciente de la necesidad de plantear una estrategia efectiva de lucha contra la corrupción y mejoramiento de la seguridad, ha promovido la instalación de esta oficina de UNODC en Honduras.

«La corrupción no tiene raza, edad, nacionalidad, no prefiere geografías y no tiene partido político; es un mal de la humanidad entera, que requiere un abordaje científico e integral, el cual será proporcionado por la experiencia de UNODC en la formación de las capacidades necesarias en la institucionalidad hondureña y una estrategia que permitirán la generación de una cultura de transparencia y anticorrupción, así como el mejoramiento de la seguridad, con abordajes en todas los ámbitos, niveles y segmentos sociales donde se encuentra esta problemática social», afirmó.

«El proceso se inició desde la firma del MOU y hoy nos encontramos en los pasos finales para el establecimiento de la Oficina de UNODC, ya se dispone de la estrategia inicial a seguir, así como de la hoja de ruta que concluirá con la inauguración de la Oficina, en los primeros días de enero de 2021», acotó.

Indicó que el Gobierno de Honduras ya ha aportado su parte del financiamiento del presupuesto que será necesario para el funcionamiento de la oficina.

La Secretaría de Transparencia será la institución hondureña a cargo de la implementación de la estrategia anticorrupción.

La ministra María Andrea Matamoros ha expresado que esa Secretaría de Estado está completamente comprometida con esta alianza entre el Gobierno de Honduras y UNODC, al igual que otras instituciones del Gobierno de Honduras cuyas misiones corresponden a los objetivos del programa de cooperación.

JS

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,833SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img