spot_imgspot_img

Empresarios destacan respuesta “abrumadora” para apoyar a damnificados

Tegucigalpa – El sector privado se ha aglutinado desde el principio de la pandemia y luego con la tormenta tropical Eta y después con Iota, para apoyar al pueblo hondureño que enfrenta tiempos verdaderamente difíciles.

Los empresarios formaron un grupo denominado “Empresarios Unidos por Honduras”, con el objetivo principal de ayudar a los damnificados por las emergencias a través de múltiples donaciones de productos de primera necesidad.

“Es un programa donde nos unimos los empresarios a través de nuestras sombrilla del Cohep, qué le llamamos -Empresarios Unidos por Honduras- donde se empezó a recolectar bienes, comida, otros insumos para ayudar a los damnificados de la primera tormenta y la respuesta fue abrumadora”, resaltó el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), José Luis Rivera.

A  través de este grupo el sector empresarial ha mostrado su solidaridad y compromiso para ayudar al pueblo a salir adelante, particularmente cuando se enfrentan batallas como la actual, y ahora se continúa la labor después del paso de Iota.

Los voceros de Empresarios Unidos por Honduras, lamentan que cuando el azote de la pandemia de COVID-19 ha hecho que miles de familias pierdan a un ser querido, y que otros pierdan sus empleos por el cierre de negocios que originó el confinamiento, llegó la tormenta tropical ETA  dejando desastres y para remate llegó la tormenta tropical Iota para complementar la devastación.

Sin embargo, ahora lo más importante será no darse por vencidos y en conjunto los hondureños ser resilientes y con la ayuda necesaria de todos los sectores y amigos cooperantes emprender el duro camino de recuperación y reconstrucción y el sector privado reitera su compromiso de apoyo a la población más afectada.

Ayuda con acciones

Desde el inicio de la emergencia las Cámaras de Comercio iniciaron la articulación de esfuerzos con todo el sector para actuar y apoyar a los más afectados.

Las más de 70 organizaciones empresariales del país se han unido con un solo objetivo de ayudar, motivando a sus empresas a donar para costear la producción diaria de alimentos y de víveres para llevar a los diferentes albergues.

Como ejemplo en el caso de la CCIC, durante la emergencia el sector empresarial ha estado donando entre 12 y 15 mil platos de comida que se elaboran con donaciones de empresas en las cocinas del restaurante Chicago Uno, Club Hondureño Árabe y Copantl.

Se han llevado ayudas a diferentes albergues de Choloma, La Lima, Villanueva y San Pedro Sula.

Además, la CCIC está asesorando con el proceso aduanero a los donantes que deseen apoyar a los hondureños con donaciones desde el exterior.

LB

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,148SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img