spot_img

El vicepresidente de EEUU: «No tememos el crecimiento de China»

Por:

Compartir esta noticia:

Washington – El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, inauguró hoy oficialmente la séptima ronda de diálogo estratégico entre EEUU y China, asegurando que «no tememos el crecimiento de China, queremos verla crecer», pese a que es necesario un «duro trabajo» para allanar diferencias.

Las dos principales economías mundiales comenzaron hoy formalmente dos jornadas de reuniones que cubrirán asuntos bilaterales economía, seguridad, política exterior, cambio climático o derechos humanos, si bien el foro ya arrancó este lunes.

Biden aseguró que ambos países están «profundamente comprometidos con esta relación», que debe estar basada en una «competencia responsable» con reglas iguales para ambas economías y un marco de cooperación en áreas de interés.

El vicepresidente dijo que las relaciones entre EE.UU. y China son como «un matrimonio» y, por lo tanto, requieren «un duro trabajo».

La apertura de esta ronda de diálogo en Washington contó con la presencia también del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el secretario del Tesoro, Jack Lew, así como del consejero de Estado chino, Yang Jiechi, y el viceprimer ministro, Wang Yang.

Pese al tono conciliador de Biden, las relaciones entre ambas potencias tienen como mayores puntos de fricción en estos momentos la ciberseguridad y la expansión china más allá de sus fronteras marítimas.

A comienzos de mes, la Oficina de Gestión de Personal (OPM), encargada de los recursos humanos de funcionarios de EEUU, anunció que había sido víctima de un ataque informático que había comprometido información privada de millones de empleados.

Fuentes de la investigación han culpado en privado al Gobierno chino de la infiltración, que podría ser una de las peores hasta la fecha y que, con toda seguridad, será uno de los temas de tensión en esta ronda de diálogo de alto nivel.

Otro de los asuntos a tratar será la expansión de China en el Mar de China Meridional, donde Pekín está construyendo instalaciones en islotes en disputa, algo que preocupa a vecinos y aliados estadounidenses como Filipinas.

«Naciones que desprecian la diplomacia y utilizan la coerción para arreglar disputas solo logran inestabilidad y minan los objetivos de la comunidad internacional. Y no hay nación que se beneficie más de la colaboración internacional que China y EEUU», aseveró Biden.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img