spot_imgspot_img

El Vaticano publica el documento base del próximo Sínodo, segundo del papa

Redacción Internacional – El Vaticano presentó hoy el documento preparatorio del Sínodo de Obispos, que tratará sobre la Familia y será el segundo del papa Francisco, y está redactado con las aportaciones de las conferencias episcopales y del informe final del Sínodo Extraordinario de octubre de 2014.

Las discusiones del Sínodo que se celebrará el próximo mes de octubre, estarán orientadas por el llamado documento «Instrumentum Laboris», redactado a partir de respuestas de las conferencias episcopales a un cuestionario enviado desde la Santa Sede y del informe final del Sínodo Extraordinario del pasado octubre.

En este documento destacan dos temas que serán esenciales en la próxima asamblea: la situación de los divorciados y la de las familias que cuenten con integrantes homosexuales.

El Sínodo de octubre, que será general ordinario, será el segundo del papado de Francisco tras el extraordinario de 2014, que tuvo el lema «Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización».

El Sínodo de los Obispos fue instituido por Pablo VI el 15 de septiembre de 1965 mediante «motu proprio», como respuesta a los deseos de los padres del Concilio Vaticano II de mantener vivo el «espíritu de colegialidad» nacido de la experiencia conciliar.

El Código de Derecho Canónico define el Sínodo como «una asamblea de obispos escogidos de las distintas regiones del mundo que se reúnen en ocasiones determinadas para fomentar la unión entre el Romano Pontífice y los obispos..».

El papa es el que convoca el Sínodo, elige el tema a tratar, designa sus miembros y normalmente preside la asamblea y la orienta.

Las sesiones del Sínodo pueden ser generales ordinarias, cuando tratan asuntos concernientes a toda la Iglesia; generales extraordinarias, que tratan cuestiones que exigen una solución rápida; y asambleas especiales, dedicadas a problemas referidos directamente a iglesias y regiones determinadas.

El Sínodo de los Obispos es un órgano consultivo, aunque el papa puede otorgarle en potestad deliberativa y sus integrantes son denominados Padres Sinodales, cuya función cesa cuando la Asamblea queda clausurada.

El carácter del Sínodo y el número de integrantes lo determina el decreto de convocatoria del mismo y el resultado del trabajo se plasma en las denominadas actas del Sínodo, que se presentan al papa para su consideración.

Hasta la fecha, después de cada una de las Asambleas del Sínodo, el papa ha promulgado una exhortación postsinodal que recoge las indicaciones que el pontífice considera convenientes.

El derecho canónico no especifica cada cuanto tiempo debe ser convocada una Asamblea. Por lo general se celebran cada tres años, aunque esta práctica se interrumpió al final del siglo XX, con motivo de las seis Asambleas especiales por continentes que tuvieron lugar cada año y hasta 1999.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,139FansMe gusta
37,974SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img