spot_imgspot_img

“El trabajo no debe de ser forzado, sino planificado para proteger dignidad humana de los reclusos”: Rómulo Emiliani

Tegucigalpa- “El trabajo no debe de ser forzado, sino planificado para que se proteja la dignidad humana de los reclusos”, señaló el obispo auxiliar de la diócesis de San Pedro Sula, monseñor Rómulo Emiliani con respecto a la iniciativa de Ley de Trabajo Obligatorio para Personas Privadas de Libertad.

–          La llamada “ley picapiedra” busca imponer mil 400 horas de trabajo anuales a los privados de libertad.

–        El  secretario del Congreso Nacional asegura que los privados de libertad recibirán una remuneración por el trabajo realizado.

El religioso arguyó que está de acuerdo con que los reos estén ocupados, pero el trabajo implementado debe de ser digno y de recuperación para el presidio, la familia, y para el mismo interno una vez que salga en libertad.

Confió que desde su punto de vista, el trabajo debería de realizarse dentro del centro penal, ya que a las afueras se necesitaría de una vigilancia rigurosa por parte de los cuerpos de seguridad, lo cual generaría problemas a la hora de determinar si se fugarían o no los reclusos.

“Una iniciativa sería instalar maquilas y talleres dentro de los presidios para que el interno no tenga que salir de las instalaciones del centro penal”, sugirió Emiliani en declaraciones a la radioemisora HRN.

Por otro lado, señaló que todos los que purgan penas o que aún no han sido procesados deben participar en el programa, pero siempre y cuando se les respete sus derechos humanos en la realización de trabajos que no los avergüencen o que no les ayude a superarse como persona.

“Toda persona merece ser rehabilitada, hay mucha gente en el presidio que quieren tener un oficio, toda persona debería hacer algo dentro del presidio, toda persona tiene derecho de estar en un sistema de recuperación emocional, mental, y espiritual”, apuntó el religioso.

Aseguró que si se trata de imponer el trabajo de manera obligatoria, sin planificación, y sin ningún tipo de estímulo, los reos no se recuperarán.

Reiteró que esta ley debe ir encaminada a darle trabajo a los reclusos, pero un trabajo digno que les ayude a salir adelante y que se recuperen y retribuyan a la sociedad todo el daño que le han ocasionado.

Por su parte, el primer secretario del Congreso Nacional, Mario Pérez, indicó que la ley será discutida en su último debate el martes, la que tiene amigos y adversarios, pero se sabe que la misma debe de ser implementada.

“La gente quiere ver a los privados de libertad trabajando, activos en labores que los lleven a ser mejores personas al momento que salgan del reclusorio”, argumentó.

Aseguró que los privados de libertad que entren en la iniciativa, recibirán una remuneración monetaria por el trabajo realizado.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,593SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img