El RNP ya no será “pulpería de trances”: Comisionado Rivera

Tegucigalpa – Más medio millón de difuntos y alrededor de un millón 300 mil inconsistencias han sido encontradas en la base de datos del Registro Nacional de las Personas (RNP), un hecho calificado como “desastre” por el comisionado del órgano Oscar Rivera, al asegurar que son anomalías que están saneando.

–     El Registro Nacional de las Personas inició el pasado 27 de julio con el proceso de enrolamiento para la nueva identidad.

–     Se instalarán al menos 400 puntos de recolección de datos en Cortes y Francisco Morazán.

–     Entre los inconvenientes para llegar a todos los municipios es la señal de internet, dijo Rivera.  

Aseguró que la entidad encargada de identificar y documentar a los hondureños ya no será la pulpería y epicentro para hacer trances de políticos que históricamente han tenido secuestrado al organismo.

En conversación con Proceso Digital, el comisionado Rivera inicialmente dijo que el proceso para construir otro censo electoral y una nueva tarjeta de identidad es bastante amplio porque representa un giro importante; ya que no solo se trata de un nuevo documento, sino de un sistema registral moderno para el país.

A la fecha el RNP, lleva más de un millón 200 mil personas enroladas, esto, se ha logrado –según Rivera-, en poco más de un mes de haber iniciado con el proyecto y se espera que en término de cinco meses se pueda concluir en su totalidad, todo dependerá de la respuesta de la ciudadanía en acercarse al proceso.

Las labores de enrolamiento se desarrollan en 17 de los 18 departamentos del país, donde al menos mil 400 puntos de recolección de datos se presentan en 223 municipios de Honduras. En los próximos días se iniciará con el proceso en Gracias a Dios, donde no se habían definido algunos aspectos de logística.

Censo e identidad un desafío para el RNP

El funcionario admitió que posiblemente no se llegue a la meta estimada en cuanto al enrolamiento, ya que no hay posibilidad de asegurar el 100% de la base de datos y que para lograr ese objetivo se necesita la voluntad ciudadana.

“Esperamos concluir en diciembre con la base de datos y de enero a marzo la entrega del nuevo documento de identidad; hemos logrado construir un esquema para cumplir los objetivos; hubo quienes dijeron que no íbamos a poder conseguir dinero y que la pandemia nos iba a detener, pero vemos que ha parado el trabajo del RNP”, agregó.

Identificación de grupos étnicos

“Estos proyectos le darán confianza y tranquilidad a Honduras, porque se respetará la voluntad popular”; acotó el funcionario que insistió que hay que seguir haciendo conciencia a la población para que se aboquen a los distintos puntos de enrolamiento”, porque de esa voluntad depende el éxito del proyecto.

Dijo que en la nueva base de datos se sabrá más detalles de todos los grupos étnicos de Honduras “pues de ellos sabremos cuantos son por cada etnia y donde están situados, habrá más exactitud (…) estamos trabajando para poder cumplirle a Honduras, esta vez no serán los políticos proporcionando la tarjeta de identidad”.

Sostuvo que existen intereses de sectores ajenos al RNP que esperan que estos procesos fracasen; “pero seguimos trabajando porque hay muchos que quieren que las cosas continúen como están ahora, pero no será así, se están eliminando miles de inconsistencia e irregularidades” apostilló.

La transparencia en el proceso está garantizada

A su juicio los partido políticos generan desconfianza en el proceso de identificación y por ello externó que “ estamos aquí para darles transparencia a los procesos electorales y para eso queremos que los políticos no se metan porque son ellos los que generan la desconfianza, pero tienen que saber que esta vez el RNP no será la trucha o pulpería de intereses particulares en la que históricamente la habían convertido”, expresó. 

A criterio del comisionado Rivera,  en el proceso de identificación ha sido vital la participación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de la Unión Europea (UE), no solo por el financiamiento sino también por la asistencia técnica que han brindado y eso le dará a Honduras un documento de identidad muy seguro.

Y consultado sobre las constantes quejas de los partidos políticos especialmente de Libertad y Refundación, la institución política que él representa dijo “Libre siempre va a reclamar transparencia y es necesario hacerlo, a ellos y los otros organismos les hemos invitado para que sean veedores de los procesos en que estamos trabajando”.

Hondureños en el exterior

A partir de enero de 2021 se intensificarán los trabajos para atender al menos a un millón de hondureños que viven en el extranjero “porque no es posible que el Estado de Honduras, desatienda a quienes mantienen gran parte de la economía del país, instalaremos oficinas permanentes en los 50 consulados del mundo, por ello estamos trabajando de cerca con la Cancillería de la República”, informó.

Reveló que encontraron “proyecciones de más medio millón de personas difuntas en las bases de datos, más de un millón 300 mil inconsistencias, aquí encontramos un desastre y estamos saneando todas esas anomalías; la nueva base de datos solo la componen  los que ponen sus huellas digitales”.  

“Vamos a llegar a todos los hondureños porque todos lo merecemos, confíen que estamos trabajando a buen paso”, concluyó. JP

Compartir

spot_img

Más noticias

23,564FansMe gusta
39,899SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img