spot_img

El príncipe Guillermo condena el alza del antisemitismo en una visita a una sinagoga

Por:

Compartir esta noticia:

Londres – El príncipe Guillermo, heredero de la corona británica, condenó este jueves el alza del antisemitismo en una visita a una sinagoga en Londres, donde dijo que el odio hacia la comunidad judía «no tiene lugar en la sociedad».

El príncipe de Gales hizo este comentario días después de que reclamase el fin de los combates en Gaza «lo antes posible» y asegurase que habían muerto «demasiados» en la franja palestina, una observación que sorprendió dado que, por tradición, la familia real nunca se pronuncia sobre asuntos de índole política.

En su visita a la sinagoga, ubicada en el barrio de Marble Arch (oeste de Londres), el príncipe se reunió con jóvenes que representan a estudiantes judíos y con otras personas que ayudan a combatir el antisemitismo.

Además, estuvo hablando con una sobreviviente del Holocausto, Renee Salt, de 94 años, a quien tomó la mano después de que la anciana expresase su temor por el aumento del odio hacia los judíos.

Los casos de antisemitismo en el Reino Unido han ido en aumento a raíz de la intervención militar israelí en Gaza después de los ataques de la organización islamista Hamás en territorio de Israel el pasado 7 de octubre, cuando los militantes mataron a unas 1.200 personas y tomaron como rehenes a unas 250 personas.

El hijo mayor del rey británico Carlos III escuchó además los testimonios personales de los jóvenes que hablaron sobre cómo los estudiantes judíos del país se han visto afectados por el aumento del odio en las calles del Reino Unido.

«El antisemitismo no tiene lugar en la sociedad», les dijo el príncipe, y agregó que tanto él como su mujer, la princesa de Gales, están «extremadamente preocupados por el aumento del antisemitismo del que ustedes han hablado tan elocuentemente».

«Lamento mucho que hayan tenido que experimentar eso, no tiene lugar y no debería suceder. Por eso estoy aquí hoy para asegurarles a todos que a la gente sí le importa, la gente escucha y no podemos permitir que eso continúe», resaltó.

El pasado día 20, el príncipe se mostró «profundamente preocupado» por la situación en Oriente Medio y alertó sobre la «desesperada necesidad de aumentar el apoyo humanitario a Gaza», así como la importancia de liberar a los rehenes en manos de Hamás. EFE

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img