spot_imgspot_img

El presidente de Guatemala dice que no tiene por qué defender a la CICIG

Guatemala – El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, dijo hoy que no tiene por qué defender a la Comisión Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) después de las acusaciones que ha sufrido durante las últimas semanas.

«Si ni a mi hijo defendí, porque tengo que estar defendiendo a otras personas», se cuestionó Morales, un poco irascible con los medios de comunicación, en la que fue su primera comparecencia desde hace semanas.

Desde hace unos días, la CICIG ha sido el blanco de críticas, sobre todo en redes sociales, un hecho por el que su jefe, el colombiano Iván Velásquez, expresó su preocupación y temor por el miedo de que pongan fin a la lucha emprendida contra la corrupción.

Cuestionado por esta situación, el mandatario dijo que en Guatemala hay «libre emisión de pensamientos» y aseguró que si hay represiones las consecuencias pueden ser «muy dolorosas», por lo que abogó por la independencia y pidió a los periodistas centrarse en el «tema importante» de hoy, el anunció de la recuperación vial del país.

En los últimos días, en algunos medios de comunicación y sobre todo en las redes sociales, se han publicado varias opiniones en contra de la CICIG, un ente de la ONU creado en 2007 con el fin de desmantelar estructuras clandestinas dentro del Estado.

José Manuel y Samuel Morales, hijo y hermano, respectivamente, del presidente Morales, implicados en un caso en el que se investigan adjudicaciones irregulares, quedaron desde el pasado 22 de febrero bajo arresto domiciliario, tras permanecer en prisión preventiva desde el 18 de enero.

Desde abril de 2015, el organismo y la Fiscalía han desmantelado una serie de estructuras de corrupción en las que además del expresidente Otto Pérez Molina y la ex vice presidenta Roxanna Baldetti están implicados altos funcionarios, exfuncionarios, empresarios y otros particulares.

El exbinomio presidencial, que supuestamente lideraba «La Línea», una red de defraudación aduanera y que renunció tras surgir el escándalo, está en prisión preventiva por varios casos de corrupción.

Sobre la posibilidad de un golpe de Estado, como el mismo presidente divulgó el pasado 16 de febrero, Morales dijo que se están haciendo las investigaciones oportunas y aseguró que muchos de los rumores vienen de los propios medios de comunicación.

Preguntado sobre su poca interacción con los periodistas, el mandatario pidió comprensión ante su «compleja» agenda.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,139FansMe gusta
37,974SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img