spot_imgspot_img

El periodismo es la mejor carrera, la disfruto, la amo y no la cambiaría por nada del mundo: Carmen Boquín

Tegucigalpa – Es uno de los rostros más frescos y más conocidos de la televisión hispana en los Estados Unidos. Engalana la pantalla de la cadena televisiva Beinsports que transmite desde la potencia del norte para el mundo. Laboró en prensa escrita, radio y televisión en Honduras. Es una de las personalidades que más seguidores tiene en las redes sociales y además suele aparecer en una que otra campaña publicitaria de reconocidas marcas.

– La llamada “Princesa de la Televisión” dice que los apelativos que se pueden ganar en la carrera es algo banal porque lo que verdaderamente vale es sacrificarse para lograr los objetivos.

– Desde pequeña sabía que trabajaría en la tele, pero ya grande me di cuenta que quería contar historias.

– El periodista debe informar, respetar los principios básicos de la profesión y hacer uso de fuentes confiables, dice esta joven periodista hondureña que triunfa en Estados Unidos.

– El periodista que tiene un auditorio de 100 personas o aquel que tiene millones, debe de hacerlo con la misma pasión por la profesión, exteriorizó.

carmen-boquin-1Se trata de Carmen Elena Boquín, quien con tantas cosas logradas en su carrera, apenas este septiembre cumple 30 años, mismos que le han valido para dar el salto que la convirtieron en una comunicadora hondureña que triunfa en la Unión Americana.

En conversación con Proceso Digital, Boquín reconoce que desde pequeña sabía que trabajaría en televisión, aunque fue ya después que decidió cursar periodismo para contar historias, esto último es lo que verdaderamente la apasiona, expresa.

“En la vida nada es fácil y para conseguir lo que deseas hay que sacrificarse”, dice para luego recomendar a los jóvenes periodistas que “hay que ser muy cuidadosos porque hoy en día el periodismo trasciende barreras. Hay que tener mucho cuidado, ser muy fino con lo que publicas y estar seguros de nuestras fuentes”.

Valoró el esfuerzo de muchos periodistas hondureños que ponen en alto el nombre del país en Estados Unidos. “Mientras la bandera de Honduras sea puesta en alto, el trabajo de todos los catrachos que estamos acá, desde el medio más grande hasta el más pequeño, todos hacemos algo para transmitir la idea que en nuestro país hay buen semillero”, apostilló.

En el Día del Periodista, Carmen Elena nos atendió para hablar sobre sus vivencias, sus proyectos y compartir pasajes de su vida.

Proceso Digital (PD): ¿Cómo nació esa pasión por el periodismo?

Carmen Boquín (CB): Desde chiquita siempre me llamó la atención las cámaras y decía que iba a trabajar en la tele, creo que de cierta manera siempre lo supe, solo que no sabía cuál era ese camino. Luego que trabajé en la televisión me fui dando cuenta que la comunicación en el periodismo no solo es esa rama, también está la radio, la prensa y hoy en día los medios electrónicos.

PD: ¿Pero lo hiciste siguiendo un sueño o las cosas se te fueron dando?

CB: Siempre lo quise, aunque cuando eres pequeña no sabes a ciencia cierta qué es lo que querés ser, lo que yo sabía era que quería trabajar en la tele, pero en la medida que fui creciendo me di cuenta que para ello tenía que aprender a hablar y expresarme, también me di cuenta que tenía que estudiar comunicación o periodismo y luego me di cuenta que quería contar historias porque eso es lo que te gusta. Todo esto lleva implícito ese ingrediente de educar y entretener, y es como un camino que se va trazando.

Tampoco fue que a los cinco años dije: ‘quiero ser periodista’, porque no sabía qué era eso.

PD: ¿Qué tiene que decir una profesional que se ha desempeñado en la prensa escrita, la radio y la televisión?

carmen-boquin-3CB: La versatilidad que tiene el periodismo de hoy en día me sorprende mucho, me parece que de cierta manera tenemos que estar preparados para todos estos escenarios, ahora la cosa no es como otros momentos en el ejercicio de esta carrera. Hoy en día tenemos que tener esa facilidad de poder adaptarlos a cada uno de estas modalidades.

En lo personal comencé en la radio, luego tele, luego otra vez radio, más adelante prensa y ahora medios electrónicos. Creo que cada uno de estos espacios tiene sus cosas. Me encanta la inmediatez de la radio y poder tener un contacto directo con la gente era lo que más me gustaba, pero hoy en día son las redes sociales.

La televisión me encanta porque siempre hay mucho trabajo previo y se explota la adrenalina del momento; la radio igual, hay que prepararse mucho, tenés que estar consciente de lo que vas a decir; mientras la prensa es algo mucho más extraño, te da la oportunidad de hacer entrevistas y encargarte de esa parte de contar historias gráficamente.

Lo que está claro es que por la vía que cuentes las historias debes hacer uso del arte de comunicar y poder hacerlo de la mejor manera.

PD: Si te dan a escoger entre la prensa, la radio y la televisión, ¿con cuál te quedás?

CB: La tele. Creo que es por la etapa que ahora mismo estoy pasando. Probablemente en cinco años diga que lo mejor es la radio o sea la prensa, sin embargo la Carmen de ahora se queda con la tele es lo que estoy disfrutando.

PD: Gabriel García Márquez dijo que el periodismo es el mejor oficio del mundo…

CB: Para mí sí, pero eso es como el arte, depende a quien le guste. Me parece que antes todo era más genérico, pero ahora tenemos ramas en las profesiones. Repito, para mí el periodismo es la mejor carrera que puedo estar disfrutando en este momento, como te digo no le temo al cambio ni a la evolución, quizás en 20 años diga que ahora me dedico a importar telas y hago camisetas, no sé qué voy a hacer… de momento esta es la mejor carrera para mí, la disfruto, la amo y no la cambiaría por nada del mundo.

PD: ¿Tenés algún sueño frustrado de momento en tu recorrido periodístico?

CB: Creo que eso de sueño frustrado más bien es el camino para una meta por lograr o al menos así lo quiero ver. Siempre he procurado que lo que no tengo no me hunda y que por el contrario me haga esforzarme más.

Pero si querés que te mencione algo puede ser un sueño frustrado no haber entrevistado a Lionel Messi o Cristiano Ronaldo, pero tampoco lo veo así porque en realidad es una meta. Trabajaré, me esforzaré para poder decir en un par de años lo logré.

PD: ¿Se necesitan ‘palancas’ en la vida para triunfar o vale más la capacidad y poder seguir un sueño?

CB: Eso de ‘palanca’ está mal entendido porque nadie te ayuda solo por ayudarte y eso es lo que muchos no entienden. Nadie dice: ‘voy a ayudar a éste porque se me apareció y ya’… la ‘palanca’ en realidad incluye otros aspectos ligados al talento, esfuerzo, capacidad y oportunidad.

En mi caso, muchas veces he recomendado a gente que no es de mi agrado y lo he hecho por el talento que veo en ellos. Muchas veces pasa en Honduras satanizamos eso de la ‘palanca’, pero al final lo que vale es el esfuerzo y el trabajo de cada quien.

PD: Cuando estabas en Honduras te llamaban “La Princesa de la Televisión”, ahora ¿quién es Carmen Boquín?

carmen-boquin-5CB: ¿Me estás diciendo vieja? Ja, ja, ja… gracias por recordarme que no soy una muchachita de 20 años. Me llamaron “Princesa de la Televisión” en 2008, tenía 22 años, y por consiguiente el siguiente título debe ser reina, pero no sé, en lo personal siempre quise ser una persona luchadora, no vengo de cuna de oro, tampoco cuestiono a la que viene de ahí… nada en la vida es fácil, hay que trabajar mucho y sacrificarse. Hasta el día de hoy muchos no entienden que más que una reina, una princesa, lo que sea, me gusta que reconozcan el mérito de mi trabajo, lo que he luchado para estar aquí.

Eso de los títulos que den es banal porque ya aparecerá una niña bella que lo hará espectacular y será la nueva princesa.

PD: ¿Creés eso de que nadie es profeta en su tierra?

CB: En primer lugar respeto que lo haya dicho Jesucristo porque obviamente se refería a pasajes de su época, sin embargo aplicado a nosotros los mortales tengo mis observaciones.

¿Quién dice que nadie es profeta en su tierra? Uno que está en la tierra y que no quiere reconocer el éxito del otro que se fue, no lo dice una persona que triunfó, lo dice alguien que se quedó. Todos podemos ser profetas en nuestra tierra, en Honduras yo tenía mi éxito y era feliz, aquí también soy exitosa y feliz, no ha cambiado. Si me tocara ser profesora de quinto grado, también sería feliz, el éxito no me lo define alguien más, lo hago yo.

Repito, Jesucristo hizo referencia a situaciones de su tiempo, pero yo me baso a la realidad que vivimos los que tenemos que abandonar nuestra patria para triunfar en otras fronteras.

PD: ¿Le aconsejarías a alguien de los tuyos que estudiara periodismo?

CB: Lo que les diría es que estudien los que les dé la gana. No porque estudies una carrera es que le irá mejor a la gente, le irá mejor cuando haga lo que quiera y lo que ame.

No porque digan que a los doctores les va bien es que estudiando medicina tenés asegurado tu futuro, no para nada, hay que estudiar lo que cada quien ame hacer.

PD: ¿Qué virtudes nunca se deben apartar de un buen periodista?

CB: Una de mis mayores recomendaciones es que sean muy cuidadosos porque hoy en día el periodismo trasciende barreras. Hay que tener mucho cuidado, ser muy fino con lo que publicás y estar seguros de nuestras fuentes.

Hoy en día con tanta red social cualquiera cumple la labor de periodista entre comillas. Al final el periodista es el que informa, pero que lo hace respetando principios básicos de la profesión.

PD: Regalame una anécdota que se pueda contar en el ejercicio de la profesión.

CB: A mí me pasan tantas. Hace tiempo no podía y aún no puedo decir es Álvaro Arbeloa -se traba al decir el nombre y lo vuelve a intentar- si lo pienso bien lo digo, pero generalmente me trabo toda, es algo divertido que siempre me pasa.

PD: ¿Te viste en el espejo de algún periodista hondureño alguna vez?

CB: Antes decía que sí en alguien en específico y creo que sí efectivamente, pero no vi en uno, me vi en todos, aprendí lo que había que ser y no lo que no, lo que me gustaba y lo que no.

Creo que lo que aprendí de mis colegas en Honduras fue lo mejor y lo peor, lo que debía y lo que no.

PD: ¿Cómo manejás el hecho de ser una de las periodistas con más seguidores en las redes sociales y que precisamente no las usas para informar?

carmen-boquin-7CB: En primer lugar no tengo ni idea por qué tengo tantos seguidores. Lo único que hago es contar historias, soy positiva. Habrá algunos que les gusta y a otros no.

Muchos me reclaman por qué no dedico mi Facebook para transmitir noticias de fútbol y les contesto que mi sitio no es un periódico, eso lo ocupo para contar mi opinión, para compartir mi vida, la otra parte que no conocen de mí. Lo que sí creo es que si me siguen es porque les gusta.

Creo que se divierten tanto como yo al contar lo que hago en el día a día.

PD: ¿Cómo valorás lo que hacen muchos hondureños que se dedican a la comunicación en Estado Unidos?

CB: Mientras la bandera de Honduras sea puesta en alto, el trabajo de todos los catrachos que estamos acá, desde el medio más grande hasta el más pequeño, todos hacemos algo para transmitir la idea que en nuestro país hay buen semillero. Tenemos una cultura similar a la de este país, para los que les guste o no, hoy en día somos una aldea global y tenemos un poco de todo.

PD: ¿Por quién sufrís más, por el Motagua o la Selección Nacional?

CB: Ahorita por los dos. No quiero ni hablar de eso.

PD: ¿Haceme un resumen del día a día de Carmen Boquín en Estados Unidos?

CB: En Beinsports es mi casa, no puedo quejarme, cuatro años voy a cumplir ahora en agosto. Ha sido un tiempo que no puedo ni resumir porque ha habido tantas cosas. Ha significado un cambio profesional y personal.

No fue fácil llegar sola a un país que no es el tuyo, ser ama de casa, administradora de un hogar… de momento no me han cortado la luz (energía), ni el cable, ni el teléfono y eso es un mérito. Yo llegué el mismo día que el canal se lanzó, el 15 de agosto de 2012, ha sido una experiencia inolvidable, no la puedo comparar con nada.

PD: ¿A los que siguen tu ejemplo, qué les recomendás?

CB: Me encargo de decirle a la gente que disfruten lo que les toque hacer, amen su trabajo que lo que tenga que llegarles les va a llegar, si no les llega nada más, disfrute lo que tiene. El periodista que escribe para 100 personas o el que lo hace para millones, igual cumple con su labor.

Yo no escogí estar aquí -EEUU-, salió la oportunidad y lo disfruto, pero quizás mañana me vaya a otro lugar e igual lo voy a disfrutar. Hay que amar lo que hacés, donde quiera que estés.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,931SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img