Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco agradeció hoy a los fieles, a las delegaciones de los países y a los religiosos, su presencia en San Pedro para rendir homenaje a los santos Juan Pablo II y Juan XIII, «quienes contribuyeron de manera indeleble al desarrollo de los pueblos y de la paz».
 

Así lo expresó Francisco tras terminar la multitudinaria misa en San Pedro en la que se canonizó a Karol Wojtyla y Angelo Roncalli.

Asimismo, agradeció el afecto de los peregrinos de las diócesis Bergamo (norte de Italia) y Cracovia y les pidió que «siguiesen fielmente las enseñanzas de los santos».

También tuvo palabras de agradecimiento para el vicario de Roma, el cardenal Francesco Vallini; para el alcalde de la ciudad, Ignazio Marino, por la organización de este evento, así como «a todas las fuerzas del orden, y varias organizaciones, asociaciones y voluntarios».

El papa argentino mandó un saludo a todos los peregrinos que asistieron a la ceremonia desde la plaza de San Pedro y la calles adyacentes y en otros lugares de Roma, y que fueron unos 800.000 según el Vaticano.

Por último, se refirió a quienes siguieron la ceremonia «por radio y televisión» y agradeció a los medios de comunicación «haber dado la posibilidad de participar a tantas personas».