spot_imgspot_img

El dolor de la migración hondureña a EEUU se refleja en un padre con dos hijos

 Agua Caliente-El dolor de la migración de miles de hondureños hacia Estados Unidos en los últimos seis días se ha visto reflejado en Rodolfo Bonilla, de 65 años, y dos de sus hijos menores que agobiados por la pobreza también quieren llegar al país del norte.

“Da dolor pensar que tenemos que irnos, pero tenemos que hacerlo, no aguantamos la pobreza”, expresó Rodolfo a Efe sin poder evitar lágrimas que le inundaran sus ojos y se le quebrara la voz.

Después de un recorrido de casi 200 kilómetros, entre su ciudad natal, El Progreso, en el norteño departamento de Yoro, Rodolfo llegó cayendo la tarde del miércoles hasta el sector de Agua Caliente, punto fronterizo entre Honduras y Guatemala, donde con sus dos hijos se toparon con retenes de policías y militares.

Los cuerpos de seguridad ejercen a pocos kilómetros del punto aduanero entre los dos países, una rigurosa revisión de los documentos de los hondureños que llegan hasta ahí en autobuses, vehículos particulares o a pie, algunos con niños de hasta uno o dos años, o adolescentes como los hijos de Rodolfo, de 15 y 17.

El entusiasmo y las bromas que algunos de los migrantes se iban gastando en el recorrido, desaparecieron al llegar al primer retén, al enterarse de que el vecino país cerró desde el martes su puesto de registro migratorio en la aduana de Agua Caliente. Leer nota completa.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,712SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img