spot_imgspot_img

El contrabando afecta la salud, es un propagador del COVID-19

Tegucigalpa – El contrabando y falsificación de productos provoca daños severos a la salud pública y en especial en estos momentos que el mundo está afectado por la pandemia del COVID-19, alertaron diversas organizaciones internacionales en la materia.

Los productos que son contrabandeados a naciones en desarrollo no cumplen con los estándares de calidad y control sanitario reconocidos internacionalmente y durante la emergencia por la enfermedad del nuevo coronavirus se ha acentuado, especialmente en los equipos e insumos médicos, así como en los medicamentos.

Igualmente otros productos como los cigarrillos son contrabandeados a Honduras, provocando daños al país al no pagar los impuestos respectivos, con los cuales se financia la salud y educación pública, pero también porque incumplen las regulaciones sanitarias y de etiquetado.

Dichos cigarrillos no acatan las disposiciones de la Ley Especial para el Control de Tabaco y tampoco cumplen con las advertencias de salud autorizadas por el Instituto Hondureño de Drogadicción y Farmacodependencia (IHADFA).

Propagar COVID-19

Otra de las amenazas del contrabando de cigarrillos es que es un propagador del COVID-19, ya que el producto puede venir infectado con el virus, debido a que las organizaciones criminales venden productos sucios e ilegales que proceden de China y otras naciones.

Se conoce que los productos de contrabando son elaborados con materias primas de baja calidad, además que diversos estudios de cigarrillos adquiridos ilegalmente muestran que contienen heces de rata y químicos letales, con lo cual ponen en riesgo la salud de los consumidores y la población en general.

En ese sentido, los puntos de venta deben ser vitales en su combate al ser limpio en la gestión del negocio y no vender productos de contrabando o de procedencia dudosa.

Riesgo

Los consumidores de Honduras y el resto de naciones asumen un riesgo al adquirir productos, medicamentos y otros bienes que son falsificados e introducidos de contrabando.

La adquisición de bienes en línea es un peligro, si no está certificada y conocida la tienda virtual. Los rubros más afectados son medicinas, cigarrillos, bebidas alcohólicas, azúcar, maquillaje, perfumes y ropa.

Justo la emergencia provocada por el COVID-19 ha incrementado los peligros del comercio global de productos falsificados, de ahí la importancia de no vender o comprar bienes de procedencia dudosa para evitar la propagación del virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la crisis del COVID-19 ha permitido la venta creciente de medicamentos falsos a los países en desarrollo, lo cual es corroborado por la Policía Internacional (Interpol) que ha visto un alza en los productos médicos falsos.

La escasez de productos médicos para hacer frente a la pandemia ha sido aprovechada por las organizaciones criminales, sin que ellos tomen en cuenta la salud y seguridad de los enfermos.

Los productos fraudulentos e ineficaces socavan la salud pública y los esfuerzos de los gobiernos y sus ciudadanos para contener la pandemia del COVID-19.

La Alianza Transnacional para Combatir el Comercio Ilícito (TRACIT, por sus siglas en inglés) advirtió que las populares redes sociales, como sitios de web de compras, son vulnerables a las ofertas de productos falsos e Interpol informa de miles de enlaces a anuncios fraudulentos.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,495FansMe gusta
39,440SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img