spot_img

Por:

Ejecutivo ante disyuntiva de evacuar agenda ante un Congreso bicéfalo

Tegucigalpa – El Poder Ejecutivo, que encabeza la presidenta Xiomara Castro, se mantiene en la disyuntiva de evacuar su agenda ante un Congreso bicéfalo.

– Abogados disidentes de Libre analizan irse al exilio ante falta de garantías, denunció este lunes su abogado.

– El Ejecutivo anunció el envío de un proyecto al Congreso que encabeza Redondo para otorgar subsidios a la energía.

Desde el pasado 21 de enero, el Poder Legislativo mantiene una disputa de legalidad ante dos junta directivas nombradas, una que encabeza Luis Redondo que tiene el apoyo de la presidenta Castro, y otra que lidera el diputado disidente de Libre, Jorge Cálix, quien tiene el mayor respaldo de los congresistas propietarios de otras bancadas.

El Poder Ejecutivo anunció este lunes que enviará un proyecto de reforma a la Ley Marco del Subsector Eléctrico para poder otorgar en los próximos días los subsidios de energía eléctrica.

En ese sentido, la presidenta de Honduras, anunció en sus redes sociales que “el decreto para reformar la Ley Marco del Subsector Eléctrico, para que 1 millón, 335 mil familias en pobreza tengan energía gratis lo enviaré este día para su aprobación al Congreso Nacional”.

El Congreso de Redondo ya aprobó la renuncia de los funcionarios Rixi Moncada en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y Eduardo Enrique Reina en el Tribunal de Justicia Electoral (TJE), para que ocupen cargos en el gabinete de Xiomara Castro.

En tanto, el Congreso de Cálix, de su lado, aprobó la derogación de las Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDEs) y anunció otros importantes proyectos para las próximas sesiones, aunque no han confirmado día y hora de la reunión.

Tanto Redondo como Cálix insisten en dialogar, pero sus llamados quedan únicamente en sus cuentas de Twitter y no encuentran eco entre los actores políticos.

Luis Redondo.

Redondo convoca a reunión

Luis Redondo, uno de los titulares de junta directiva legislativa, convocó a reunión mañana martes a las 3:00 de la tarde para abordar algunos temas impulsados por la Presidenta Xiomara Castro.

Sugirió a los diputados disidentes de Libre y Partido Liberal que se integren a las sesiones que él encabeza, porque mientras pasa el tiempo quedarán relegados en la Cámara.

“Yo los invito a que regresen, que se desmarquen de este tipo de posiciones porque se los van a llevar de encuentro, cuando no se lo merecen todos los electores de su partido”, señaló Redondo.

No obstante, advirtió que entre más tiempo pase para que los diputados disidentes de Libre regresen al Congreso Nacional, ellos se volverán innecesarios al verificar que se están aprobando proyectos y sean publicados en el diario La Gaceta.

El congresista del Partido Salvador de Honduras (PSH) descartó la opción de repetir la votación alegando que es rompimiento del orden constitucional y que es una propuesta ilícita.

Yahvé Sabillón.

Facción de Cálix pide a Redondo no caer en ilegalidades

El diputado Yahvé Sabillón insistió en las últimas horas que con un diálogo franco y sincero se resolverá el conflicto de las dos juntas directivas del Congreso Nacional.

Sabillón, quien es el vicepresidente de la junta directiva que preside Jorge Cálix, lamentó que la conflictividad va en aumento y podría provocar consecuencias innecesarias en la economía hondureña.

“Es una salida tan fácil, que se siente Luis (Redondo, el otro autoproclamado presidente del Congreso Nacional), que se siente Jorge, que se siente la presidenta Xiomara, que se siente el presidente Zelaya y démosle una solución”, declaró.

Aclaró que no tiene nada en contra de Luis Redondo, solo que él no contaba con los suficientes votos para ser elegido.

Explicó que se unió a la facción de Jorge Cálix porque este último propuso a otros diputados del Partido Libertad y Refundación (Libre) convencer a los congresistas del Partido Nacional y Partido Liberal que votarán por él.

Sabillón contó que Cálix propuso conseguir los votos de los liberales y nacionalistas para presidir el Congreso Nacional como lo hizo para que Libre tuviera a Rixi Moncada como su representante en los órganos electorales, tras ser designado para dicha tarea por Manuel Zelaya, coordinador general de Libre. 

“Luis (Redondo) no tuvo esa cercanía con el Partido Nacional, fue más inquisidor e incisivo; Jorge (Cálix) fue más de diálogo y de llegar a consensos”, opinó.

El diputado disidente de Libre recordó que Cálix en la primera votación para instalar la junta provisional del Congreso Nacional consiguió 85 votos, mientras que en la segunda para definir la directiva permanente obtuvo 79, exclamando que posee la mayoría, por lo cual ostenta la legitimidad.

Adicionó que otro hecho que ratifica que Luis Redondo no sea el presidente del Congreso Nacional fuera que Xiomara Castro fuese juramentada por una jueza en su investidura.

La junta directiva que preside Jorge Cálix tiene las firmas y fue juramentado en ese momento por el ministro de Gobernación, Héctor Leonel Ayala, resaltó.

Luis León.

Agenda no avanzará sin solución a crisis del CN

La agenda que pretender impulsar la presidenta Xiomara Castro no puede avanzar mientras no se resuelva el problema de la junta directiva en el Congreso Nacional, analizó el director del Instituto Holandés, para la Democracia, Luis León.

“Para mí es simple, mientras se hable de dos juntas directivas no se puede empujar una agenda legislativa porque una tiene 43 votos y la otra tiene 79”, dijo León a Proceso Digital.

Añadió que con dos juntas directivas del Congreso Nacional no se puede tomar decisiones desde el punto de vista democrático y legislativo.

León indicó que la mandataria hondureña debe trabajar en cómo hacer que su agenda avance mientras se solventa el conflicto en la directiva del Poder Legislativo.

Advirtió que en caso que se aprueben proyectos o decretos en una de las dos juntas directivas del CN sin haberse resuelto la problemática provocaría posteriormente un conflicto legal.

Supongamos que la directiva de Luis Redondo es derogada, ninguna de esas resoluciones aprobada por ellos tendrá legalidad, planteó el director del NIMD.

Mientras no esté solventado una junta directiva conforme a los parámetros de la Ley Orgánica, el reglamento y la Constitución de la República, puede haber muchas propuestas del Ejecutivo, pero el Legislativo tiene que estar consolidado para poder avanzar, sentenció.

Revisar problemas de origen

Este es un tema bastante complejo que tiene como objetivo oxigenar la carga en la población en este tema.  Para que esta propuesta sea viable, hay que tomar en cuenta varios tópicos, entre ellos, revisar contratos, pero también el tema de los proveedores porque nadie se atreve a hacerlo, dijo a Proceso Digital el analista político Edgar Soriano.

A su juicio, este es un tema que se ha manejado de manera irregular, además la deuda de más de 80 mil millones de lempiras a los proveedores es insostenible, debido a las condiciones leoninas en que se manejan las negociaciones de los contratos con el Estado y es por eso toda la carga ha sido dada al pueblo con los altos costos de la energía.

Lamentable que a la fecha no se conozca a ciencia cierta, quienes mantienen esos contratos y porque a algunos se les permitió que vendieran energía cara al Estado –dice el analista y agrega-, y es claro que este es un desafío enorme para el nuevo gobierno porque se ha generado un crisis en el Congreso y mientras esta no se solvente, habrá muy poco avance.

Urgen consensos para avanzar

Según Soriano, si hay un conflicto que demanda consensos, pero si la propuesta llega del Ejecutivo, está claro que será la directiva de Luis Redondo el que atenderá esa solicitud. “esto genera suspicacia y preocupación porque se necesita que toda la institucionalidad funcione, para ello el liderazgo de Xiomara tiene que materializarse en el Congreso”, dijo.

De no encontrar una pronta solución,  no se podrá gobernar y materializar a un proceso de transformación en cuanto al tema jurídico, sino se tiene una institución apegada a la ley. La directiva apoyada por el Ejecutivo, dentro del imaginario colectivo es la que tiene mayor legitimidad política, pese a que el conflicto siga latente.

Pero, tener dos bancadas fuertes apoyando a Jorge Cálix, son acciones que además aumentan la crisis y son una amenaza real para el inicio del nuevo gobierno. Lo anterior demuestra que los diputados siguen obedeciendo a los intereses de grupos fácticos que son ajenos al gobierno y que manejan la anarquía.  

Urgen decisiones integrales

Y desde el punto de vista del analista Efraín Díaz Arrivillaga, este es uno de los temas más débiles y problemáticos para el nuevo gobierno, por lo que cree que es necesario que las reformas a Ley, sean en un enfoque integral para que haya una salida que permita la reestructuración de sector energético y revisar a profundidad los contratos de energía.

Reconoce que el tema de los subsidios ha generado cierta inconformidad por diversos sectores que pueden sentirse afectados, pero donde no se tiene que descuidar que los beneficios energéticos deben ser distribuidos equitativamente en la sociedad, porque hasta ahora los únicos beneficiados han sido los generadores de la energía.

“Esos privilegios tienen debilitada las finanzas de la ENEE, porque estamos en un escenario donde lo regulados se convirtieron en los reguladores. Es por eso que urge que Estado asuma el papel de un verdadero regulador para poner orden en el sector energético que últimamente ha estado fragmentado en función de intereses particulares”, agregó.  

Ingobernabilidad a la vista

Considera que la crisis política en el Congreso ha sido creada, donde no pueden existir dos Poderes Legislativos, donde se necesita haya claridad, misma que solo puede lograrse mediante el diálogo y solo así funcionará el adecuadamente el Legislativo, porque hasta ahora solo dificulta el avance de la agenda de  la presidenta Xiomara Castro.

Es claro que hay grupos interesados en: impunidad, control político y crisis, saben que hay decisiones trascendentales que en el Congreso como la integración de la Corte, Fiscalía, TSC y PGR. No cabe duda que están detrás de esto “y como consecuencia vamos estar en un ambiente de ingobernabilidad, no olvidemos que los poderes del Estado son independientes pero complementarios entre sí”.   

El analista concluyó en que la gobernabilidad  y el estado de derecho, sufre una profunda crisis y no de ahora, sino de décadas, solo queda un camino y ese debe ser a búsqueda de la reconstrucción del Estado, porque la gobernabilidad es complementaria en una democracia como la de Honduras, urge crear certidumbre y estabilidad, eso es lo que quiere el pueblo.

JS

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img