spot_img

EEUU: ¿Está acabado Donald Trump? No, no lo está. Pero el trumpismo sí está bien golpeado

Por:

Compartir esta noticia:

Análisis de Jacobo Goldstein (JG)  y Alberto García Marrder (AGM)- Especial para “Proceso Digital”, “El Pais” y “La Tribuna”.

UN MANO A MANO ENTRE DOS PERIODISTAS HONDUREÑOS QUE CONOCEN MUY BIEN ESTE TEMA.

AGM: Jacobo: Las elecciones de medio mandato han dejado un congreso donde los demócratas renuevan su mayoría en el Senado y los republicanos recuperan el control de la Cámara de Representantes. Y dejan un gran perdedor: el expresidente Donald Trump, por el estrepitoso fracaso de sus candidatos “patrocinados” por el. Entiendo que está tocado, yo diría hasta humillado. Pero no acabado. ¿Que piensas?

JG: En ningún momento he creído que Donald Trump ya esté acabado políticamente. El tiene demasiados seguidores que lo seguirán apoyando a capa y espada. A ellos no les importa sin son válidas y si tienen mérito los múltiples cargos federales contra el por una serie de delitos graves y también por acusaciones de evasión fiscal de algunas de sus múltiples empresas. Pero esa desvinculación de parte de sus millones de seguidores hacen caso omiso de las investigaciones en contra de su ídolo político y siguen creyendo lo que Trump pasa diciendo, que los cargos en su contra “son puros ataques falsos para dañarlo políticamente”.

AGM: Trump ya ha anunciado oficialmente que se presenta a la reelección en las elecciones del 2024, pero antes tiene que ganar las primarias de su partido republicano. Y es en su propio partido donde están surgiendo voces en su contra y, a la vez, se está haciendo enemigos. Mira lo que dijo sobre el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, en una entrevista con  Susan B. Glasser, del “New Yorker” y suena mas ofensivo en ingles:  “ He is a disloyal son of bitch, schmuck, stupid person and stiff with not personality ” ( “Es un hijo de puta desleal, un gilipollas, una persona estúpida, rígido y sin personalidad”.

Caricatura Estatua de la Libertad con un STOP TRUMP. (Por Nate Beeler-The Columbus Dispatch)

AGM: Jacobo: Ya sabemos que es el estilo típico de Trump de ofender con insultos, ¿pero a los líderes de su propio partido, el que necesita para ganar las primarias y las elecciones del 2024? No lo comprendo.

JG: Yo tampoco, pero Trump a cada rato dice cosas como un cañón que dispara en cualquier dirección. Hiera a quien hiera, con el propósito de sentirse que él puede decir lo que le de la santa gana. Creyendo que sus seguidores lo aplaudirán por cualquier cosa que diga, por tonta, ridícula, innecesaria y por mal intencionada que sea, aunque su vocabulario termine haciendo daño.  Es un enorme error insultar, menospreciar y atacar a personas que le pueden ser útiles políticamente. De seguro el está convencido que aunque les duela lo que el les diga, ellos volverán a buscarlo y caer de rodillas para que los perdone, como hemos visto ocurrir en tantas ocasiones. 

AGM: Trump quiere regresar a la Casa Blanca sea como sea, es su obsesión. Pero ha perdido ya tres elecciones consecutivas y ha sufrido ya dos “impeachments (acusaciones formales) . Está acusado de haber alentado el asalto al congreso el 6 de enero de  2021,de haberse robado documentos secretos de sus cuatro años en la Casa Blanca para, aparentemente, venderlos a potencias extranjeras y de negocios supuestamente ilegales en  Nueva York. ¿Cómo es posible con este historial que aspire ahora a volver a ser presidente?

JG: El cree que sus seguidores seguirán creyendo que a él le robaron las elecciones en el 2020 y los tiene convencidos que los graves cargos que le han hecho se deben  a una tenebrosa cacería de brujas, o sea que insiste hasta la saciedad en ser inocente y que todos los cargos que le hacen son inventos para dañarlo políticamente. De seguro piensan que el puede ganar su reelección en el 2024.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, el futuro rival de Donald Trump. (Foto Getty Images).

AGM: Trump ya a no puede contar con el apoyo decisivo de su cadena de televisión favorita “Fox News”. Su dueño, el magnate australiano-americano Rupert Murdoch (también del “Wall Street Journal y el “New York Post”) ha puesto fin a esa luna de miel. ¿Qué efecto podría tener este cambio en la próxima campaña electoral de Trump?

JG: El necesita el apoyo de FOX y hará lo imposible por volver a tenerlo. Falta ver que hará Rupert Murdoch, el dueño de esa canal, de importantes periódicos y de otros medios de comunicación que por años han favorecido a Trump y que fueron vitales para que fuese presidente durante de 2017 a 2021.

AGM: Tanto que “Fox News” y hasta el “New York Post” ya no ocultan su favoritismo por Ron DeSantis, el gobernador [remainder of message body omitted; too large]

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img