EEUU confía en que el alto el fuego en Siria pueda seguir aplicándose

Bruselas – El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo hoy que confía en que se pueda seguir ejecutando e implementando el alto el fuego que su país y Turquía pactaron ayer para poner fin a la ofensiva de Ankara contra los kurdos en el noreste de Siria.

«Tenemos mucha confianza en que seguiremos siendo capaces de implementar y ejecutar esto», declaró Pompeo durante una rueda de prensa en la sede de la OTAN, en Bruselas, donde informó a los aliados del alto el fuego pactado.

Pese al acuerdo, los kurdos acusaron este viernes a Ankara de haberlo violado, si bien el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, negó hoy que sus tropas sigan atacando a las milicias kurdas en el norte de Siria.

Pompeo explicó que el alto el fuego comenzó cuando se publicó ayer una declaración conjunta de Turquía y Estados Unidos con los principales puntos del acuerdo sobre el cese de las hostilidades. Por tanto, habría entrado en vigor «hace unas veinticuatro horas».

Aunque reconoció que hubo «alguna actividad hoy», la atribuyó a las dificultades de coordinación.

«Hubo alguna actividad hoy, pero también vimos alguna actividad muy positiva, el inicio de la coordinación que se requerirá. La razón de que esto no pudiera pasar de forma instantánea es que había una gran cantidad de coordinación que tenía que tener lugar, de modo que pueda haber una retirada segura de los combatientes de las (milicias kurdosirias) Unidades de Protección Popular (YPG) que están dentro de la zona de control turca cubierta por el acuerdo», comentó.

Ankara considera las Unidades de Protección Popular terroristas por sus vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía, mientras que Washington las respaldaba como aliadas en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Pompeo insistió hoy en su esperanza de que los turcos y las Unidades de Protección Popular «se tomen en serio los compromisos» del alto el fuego y que sea posible verlos materializados «en las próximas 96 horas».

Uno de los principales temores de Occidente ante la ofensiva militar turca en el noreste de Siria era que quedarán en libertad los terroristas del Estado Islámico (EI) que los kurdos mantenían en sus prisiones, tras combatir contra ese grupo terrorista.

De hecho, Pompeo se pronunció sobre unos mensajes del presidente estadounidense, Donald Trump, publicados en Twitter, en los que aseguraba que «algunas naciones europeas están ahora dispuestas» a recibir en su territorio a los combatientes del EI que marcharon desde allíte hasta Oriente Medio para unirse al grupo terrorista.

«Hemos visto comentarios hoy de una serie de países que estarían preparados para recibir esos combatientes. Tengo que decir que estoy contento con eso. Estoy decepcionado porque no pasará antes», apuntó Pompeo, y agregó que Washington ya antes habían pedido que se recibieran a los combatientes extranjeros en sus países «con algún éxito, pero muy poco en los países europeos».

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dio la bienvenida al acuerdo sobre el alto el fuego, que en su opinión «puede ayudar a rebajar la tensión de la situación».

Stoltenberg también advirtió de que no se deben «poner en peligro las ganancias logradas» en la lucha contra el Estado Islámico.Adelantó, igualmente, que los ministros de Defensa de la OTAN abordarán la operación turca en Siria en su reunión de la próxima semana en Bruselas. 

Lo + Nuevo

22,260FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte