spot_imgspot_img

EE UU se convierte en el primer productor mundial de petróleo

Tegucigalpa/Viena – Estados Unidos se convirtió en el primer productor mundial de petróleo el 2018 y Rusia fue desplazada al segundo lugar, mientras que el otrora coloso mundial de la producción petrolífera Arabia Saudita fue relegado al tercer lugar, informó la Organización de Países Productores y exportadores de Petróleo (OPEP).

-Arabia Saudita queda en el tercer lugar y Venezuela confirma su desplome en la industria.

-Mike Pompeo dice que son un socio confiable, mientras destaca que Rusia, Irán y otras naciones utilizan la energía como arma de presión política.

El ranking publicado por la OPEP, el cartel de los países exportadores que antes fijaba las reglas de la industria petrolífera, confirma los cambios que experimenta el sector energético mundial, especialmente tras la irrupción de la extracción de petróleo de esquisto en Estados Unidos, que ha revolucionado el sector a nivel global.

Estados Unidos extrajo 11 millones de barriles de petróleo el 2018, superando a Rusia que logró 10.5 millones de barriles del líquido el año pasado y Arabia Saudita 10.3 millones de barriles de petróleo, de acuerdo a la OPEP.

Asimismo, el organismo confirmó la caída de la producción de los tres grandes latinoamericanos, Venezuela, México y Brasil.

Se espera que Estados Unidos se convierta el 2020 en un exportador neto de petróleo

Récord

El cartel destacó que el 2018 se produjo globalmente 75.7 millones de barriles de petróleo, batiendo un récord de producción al crecer 1.6 por ciento en relación a 2017, estimulado sobre todo por la producción de esquisto del llamado oro negro.

Los datos de la OPEP, publicados en junio del presente año, destacan que el récord de producción de 75.7 millones de dólares no incluyen al Gas natural Licuado (GNL, por sus siglas en inglés).

Estados Unidos lideró el máximo histórico de producción al incrementar su extracción en 2.3 millones de barriles, debido fundamentalmente al auge del esquisto.

El esquisto es un petróleo especial y su técnica se basa en el fraccionamiento hidráulico (fracking), ya que el “oro negro” no se ubica en los tradicionales pozos, como cuando comenzó la industria.

América del Norte sigue siendo el primer consumidor mundial del petróleo, pero el auge de la producción estadounidense lo está llevando a la autosuficiencia.

De hecho se espera que Estados Unidos se convierta el 2020 en un exportador neto de petróleo, una vez que el Congreso de ese país suspendiera una vieja regulación que prohibía las ventas al extranjero.

El secretario de Estado Mike Pompeo explicó la importancia de Estados Unidos en lo que se refiere a proporcionar seguridad energética durante un discurso que pronunció en Texas el 12 de mazo (Depto. de Estado/Ron Przysucha)

Independencia

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, alardeó de la producción energética de Estados Unidos e indicó lo importante de la independencia del sector en una era donde muchos potencias y donde muchas naciones utilizan el petróleo con fines malévolos, durante su intervención en una conferencia  en Cambridge Energy Research Associates (CERA, por sus siglas en inglés) en Houston, según reveló su departamento.

“Nuestro modelo es importante ahora, francamente, más que nunca, en una era en la que hay de gran rivalidad de potencias y competencia”, indicó el secretario de Estado.

Pompeo dijo que la tecnología y la libre empresa son las razones de que su país se convirtiera en el primer productos de petróleo en el mundo, recordando que décadas atrás importaba hasta el 60 por ciento de su petróleo. También recordó que Estados Unidos es un gran productor de gas natural.

Indicó que la amplia producción de petróleo les permite ayuda a sus naciones amigas a diversificar sus recursos energéticos. “Ni queremos que nuestros aliados europeos estén atados al gas ruso por medio del proyecto NordStream II ni queremos depender nosotros de Venezuela para nuestro suministro de petróleo”, señaló Pompeo.

El alto funcionario dijo que Estados Unidos es un socio confiable y seguro en la energía, contrario a Irán, Venezuela y Rusia que tienen historia de utilizar la energía como instrumento político y utilizan el petróleo y gas para influir en sus vecinos.

México, el segundo productor latinoamericano, registró una baja en la producción por 14 año consecutivo debido a yacimientos viejos.

Caída latinoamericana

El informe de la OPEP confirma la caída de los grandes productores latinoamericanos.

Venezuela, que posee las mayores reservas mundiales de petróleo,  registró una caída en su producción al estimarla en 1.5 millones de barriles diarios, contra los 2.8 millones de barriles diarios que producía el 2010.

Y la caída ocurrió cuando todavía no estaban vigentes las sanciones impuestas por Estados Unidos al petróleo venezolano.

México, el segundo productor latinoamericano, registró una baja en la producción por 14 año consecutivo debido a yacimientos viejos.

La estatal Petróleos Mexicanos (Pemex)

La reforma energética que impulsó el expresidente Enrique Peña Nieto, que abría el mercado a la inversión privada, ha sido puesta en duda por el actual mandatario Andrés Manuel López Obrador que busca que la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex)  lidere la recuperación.

Pero los analistas recuerdan que la estatal está endeudada y carece de la tecnología para levantar la producción.

Mientras Brasil, la otra apuesta latinoamericana, esperaba un incremento de su producción el 2018, pero el bombeo del crudo incluso fue menor que el 2017, de acuerdo a las cifras de la OPEP.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,496FansMe gusta
39,414SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img