Washington.- El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció hoy sanciones contra familiares de Rafael Caro Quintero, considerado el fundador del cartel de Guadalajara junto con José Esparragoza, alias «El Azul», y más de una decena de empresas utilizadas para el lavado del dinero procedente del narcotráfico.
 

«Rafael Caro Quintero ha utilizado una red de familiares y testaferros para invertir su fortuna en compañías aparentemente legítimas y proyectos inmobiliarios en la ciudad de Guadalajara», afirmó Adam Szubin, director de Control de Activos Extranjeros del Tesoro.

Szubin subrayó que la operación, realizada en colaboración con el gobierno de México, tiene como «objetivo sancionar a los narcotraficantes, el lavado de sus beneficios ilícitos, y a quienes les asisten en sus actividades fuera de la ley».

Entre las personas afectadas por esta decisión del Tesoro de Washington figuran sus cuatro hijos: Hector Rafael Caro Elenes, Roxana Elizabeth Caro Elenes, Henoch Emilio Caro Elenes, y Mario Yibran Caro Elenes.

Asimismo, su mujer Maria Elizabeth Elenes Lerma, su nuera Denisse Buenrostro Villa, y su secretario personal Humberto Vargas Correa.

El Tesoro de EE.UU también acusó de estar implicadas en el lavado de dinero y ser utilizadas como empresas pantalla a la compañía de gas Energeticos, S.A.; la tienda de productos de belleza, El Baño de Maria, S.A; la empresa zapatera Pronto Shoes, S.A., y el resort vacacional Hacienda Las Limas, S.A.

De este modo, el gobierno de EE.UU. prohíbe cualquier transacción económica con estas personas y entidades y congela los activos financieros que puede tener bajo jurisdicción estadounidense.

Caro Quintero es el responsable del secuestro y asesinato del agente especial de la Agencia Antidroga de EE.UU. (DEA, en inglés), Enrique Camarena en 1985.

Se encuentra actualmente en prisión en México tras ser condenado por asesinato y tráfico de drogas a 40 años.