Dirigentes de la Democracia Cristiana protagonizan zafarrancho en evento político

Tegucigalpa – Un grupo de dirigentes del Partido Democracia Cristiana de Honduras (PDCH), protagonizaron un zafarrancho la tarde de este sábado en su sede política ubicada en Tegucigalpa, en el momento que se celebraba la juramentación de la junta directiva departamental.

– Al pleno de Tegucigalpa asistieron decenas de personas y fue supervisado por el Tribunal Supremo Electoral.

La diputada suplente Giselle Alejandra Villanueva, relató que lo que ocurrió esta tarde en la reunión política “sólo es algo que ocurre en todos los institutos políticos. Si no llegamos a un consenso vamos a continuar con los mismos problemas”.

Villanueva señaló que al acto político asistió “una paralela” con el objetivo de irrumpir la misma. “Nos golpearon y nos tiraron sillas. En mi condición de diputada tuve que esconderme en un cuarto porque pedían mi cabeza”, denunció.

Aclaró que los delegados juramentados este sábado fueron electos desde el año pasado.

Criticó que David Aguilera exigía la presidencia de la secretaría. “Le propusimos una reunión en el Congreso Nacional para llegar a un arreglo y él apagó el celular dos días, tampoco apareció, sin embargo hoy aparece con un grupo de gente para agredirnos”.

La congresista contó que el presidente del PDCH, Augusto Cruz Asensio, no pudo ingresar a las instalaciones de la sede porque un grupo de personas pagadas por Aguilera se apostaron en la entrada para no dejarlo pasar.

Confirmó que Yamileth Murillo quedó como presidenta departamental del PDCH.

Críticas al diputado Asensio

De su lado el secretario ejecutivo del PDCH, David Aguilera confirmó que “aquí hubo de todo, gracias a Dios no pasó a más y agradecemos a nuestros activistas que tuvieron la cordura para no hacer más grande la cosa”.

“La Democracia Cristiana ha despertado, así como despertaron los de las antorchas, los demócratas cristianos, los verdaderos hemos despertado el día de hoy”, expresó.

Aguilera apuntó que como miembro del partido, “exijo respeto a nuestros derechos porque están haciendo un pleno departamental con puros cipotes, con las macizas -grupo de mujeres que acuden a eventos políticos- que se llevan en todos los partidos políticos y esto no puede suceder”.

Criticó que a la reunión no fueron invitados los diputados más votados de Francisco Morazán.

“Nosotros no podemos permitir que nuestro activistas se estén peleando como perros y gatos, mientras él se está fumando un cigarro, tomándose un cafecito y aquí la gente se está agrediendo”, fustigó.

Asensio: “Sentimos vergüenza”

En relación a los señalamientos en su contra, el diputado Cruz Asensio dijo que “a nosotros nos avergüenza este tipo de actos que no es precisamente la conducta del partido. Yo no estoy en ese pleno departamental porque también hay uno en Santa Bárbara”.

“Estas cosas que están sucediendo en el partido, el pueblo hondureño debe de entenderlas, que estos plenos se van a realizar en todo el país y los delegados van a elegir sus autoridades departamentales”, estimó.

El congresista Asensio llamó a la cordura a sus correligionarios, al tiempo que prometió que “son cosas que las vamos a solucionar internamente, vamos a acudir a eso, yo lamento realmente estos hechos, me da lástima, pero bien ya sucedieron y que sirvan para corregir en el futuro porque eso no es algo que marca la ruta del partido”.

Desvirtuó que él haya mandado personas para ocasionar disturbios. “No podía llegar nadie más que los delegados de los municipios, si otra gente llegó, como los que llegaron a hacer relajo, a empujar la puerta, esa es una cosa que no está a mi alcance”, finalizó.

Compartir

spot_img

Más noticias

23,502FansMe gusta
39,510SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img