Tegucigalpa – El titular de la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), Eduardo Villanueva, demandó a la Comisión de Reforma a la Seguridad Pública (CRSP) que se ocupe de más de 200 resoluciones en las que pidieron la separación de oficiales del cuerpo de seguridad.
 

– Dijo que a raíz de las publicaciones en medios escritos de prensa sobre nombres de presuntos oficiales que se habrían enriquecido ilícitamente, a la DIECP se le ha dificultado la contratación de personal para fundamentar las investigaciones.

Explicó que “en la DIECP iniciamos nuestro trabajo y desde que lo asumimos establecimos actividades desde las escalas 1 y 2 de la Policía en forma descendente, estas escalas comprenden a comisionados, generales, subcomisionados y general director”.

Afirmó que “iniciamos el proceso y emitimos 230 resoluciones y en las que pedimos que hubiera separación de oficiales de la Policía porque esa era la acción que correspondía conforme a ley, pero se quedó en los estados de la Secretaría de Seguridad y una de las funciones de la Comisión de Reforma es dar seguimiento a nuestro trabajo… es la oportunidad que indaguen qué fue lo que pasó ahí”.

Reconoció que de acuerdo a la ley la certificación del trabajo de la DIECP le corresponde a la CRSP. “Hemos estado en algunas oportunidades tratando de encontrar un mecanismo que les permita a ellos (CRSP) tener las capacidades para tener esa certificación. Pensamos que en algún momento la Comisión no ha tenido las calificaciones profesionales, técnicas y científicas para hacer su trabajo”, dijo.

Acerca de las declaraciones del miembro de la CRSP, Matías Funes, sobre la lentitud del proceso de depuración policial y que al paso que va duraría un siglo, el director de la DIECP expresó que “es una apreciación literaria porque él es un intelectual muy calificado, pero con las dificultades que hemos enfrentado en un término de tres años estamos en capacidad de tener una Policía calificada”.

Sobre la publicación en medios de prensa acerca de nombres de altos oficiales, quienes están siendo acusados por el presunto delito de enriquecimiento ilícito, Villanueva puntualizó que “no estoy en condiciones ni lo estaré, de dar la información que identifique a personas o a miembros de la Policía Nacional, que fue lo que se me solicitó”.