Tegucigalpa – A raíz de las recientes fugas de reos de la Penitenciaría Nacional de Támara y las declaraciones del director de centros penales, Santos Simeón Flores, sobre la falta de capacidad para asegurar la reclusión de los reos, el vicepresidente de la comisión de Seguridad del Congreso Nacional, diputado liberal por Choluteca, Yuri Sabas, solicitó que separe a ese funcionario.
 

“Ya es momento que el gobierno entienda que tiene que buscar caminos e ideas diferentes”, arguyó.

El congresista manifestó que “el problema es que el tema de administración en los centros penales, no es ley, tampoco siento yo que sea presupuestario, cuando un ciudadano quiere hacer la labor bien, no anda buscando tantos argumentos ni tantas excusas”.

Refirió que hay quienes piden nuevas penitenciarías al tiempo que cuestionó que “las cárceles son como un closet, dijo un filósofo, entre más grande es el closet, más topa tiene usted adentro”.

En ese sentido, dijo que “no se trata de hacer más cárceles, se trata de administrar bien las que tenemos y yo le pediría al Poder Ejecutivo, que son los administradores del Estado y al presidente de la República, Juan Orlando Hernández, que actúe con energía y con eficacia porque la gente lo que quiere de nosotros los políticos, es rendimiento y cumplimiento de acciones”.

En declaraciones anteriores, el director de centros penales, comisionado Santos Simeón Flores, ha manifestado que no cuenta con las condiciones adecuadas para el manejo y fruncimiento de las cárceles de Honduras, por falta de personas y logística.

Sabas remarcó que “el capitán del barco es el presidente de la República y si hay una persona encargada de hacer una labor y está diciendo que no la puede hacer, tiene que buscar otra persona que solvente los problemas”.